News in Spanish

Mas diseña un plan para llegar a la independencia en 18 meses

El presidente catalán y líder de CiU, Artur Mas, desveló ayer su plan para proclamar la independencia de Cataluña en el plazo de un año y medio a partir de las próximas elecciones, a las que no puso fecha. En una multitudinaria conferencia en Barcelona, Mas presionó, sin nombrarlos, a ERC y al resto de partidos soberanistas para que accedan a formar una lista única con la que acudir a unos comicios anticipados que, dijo, deben servir para dejar claro si los catalanes quieren o no la independencia. Esa lista única, señaló, no tendría por qué encabezarla el presidente de la Generalitat, sino que la podría cerrar de manera simbólica. Si las urnas arrojaran una “mayoría absoluta” independentista, la Generalitat declararía la independencia en 18 meses, después de otros comicios.

Mas abordó la necesidad de convocar unas elecciones como sustitutivo de la consulta legal y pactada con el Gobierno central que no se ha podido hacer. “Ha llegado la hora de utilizar este instrumento”, dijo. Con todo, no quiso fijar la fecha y sí puso la gran condición que debe darse para no agotar la legislatura en 2016: “Solo adelantaré las elecciones si son para hacer la consulta”, avisó. “Si solo son para cambiar el Gobierno, no habrá adelanto”. En su opinión, los comicios deben servir para saber claramente “si los catalanes quieren un Estado independiente o no”. “Debemos conseguir que algunos partidos se presenten solo con un programa [sobre la independencia]”, añadió. “Si hay más de una lista a favor del sí a la independencia, tiene que haber una candidatura que por sí misma obtenga la mayoría absoluta en el nuevo Parlamento”, precisó. Eso sí, dejó claro que tras los comicios puede haber pactos entre candidaturas.

La lista que quiere Mas es una candidatura “mixta” entre representantes propuestos por los partidos, la sociedad civil y “expertos reconocidos” propuestos por los partidos. Precisó que los ciudadanos que formaran parte de ella se presentarían únicamente para esa ocasión y dejarían después paso a los políticos en las siguientes elecciones. Señaló también que la financiación de la campaña se haría mediante una colecta popular. El objetivo de Mas es que el Gobierno saliente de esas elecciones se dé un plazo de 18 meses para constituir un Estado para Cataluña (si los comicios han dado una mayoría independentista). En primer lugar, se tendría que comunicar a las instituciones internacionales y al Gobierno la voluntad de constituir este Estado, e inmediatamente se empezarían a crear las llamadas “estructuras de Estado” catalanas. Al mismo tiempo, se redactaría una Constitución en catalán (que sería aprobada en la siguiente legislatura). “Todo este proceso debería estar completado a finales de 2016”, dijo. Después habría unas nuevas elecciones que coincidirían con un referéndum sobre la secesión. Los aplausos y los gritos de “¡independencia!” interrumpieron a Mas en varios momentos del discurso.

La Generalitat preparó al milímetro la conferencia del presidente catalán. Se extendieron cerca de 3.000 invitaciones y respondieron a la llamada representantes de todas las fuerzas políticas menos el PP y Ciutadans. La ausencia más notable fue la del portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida.

El líder de ERC, Oriol Junqueras sí estaba en primera fila y no aplaudió cuando Mas dejó la puerta abierta a no encabezar la candidatura conjunta si ello ayuda a la unidad política. “Puedo encabezar la lista, pero también la puedo cerrar”, dijo. Mas también aseguró que si encabeza la lista y gana con mayoría absoluta no volverá a presentarse en 2016. Este plan pone muy difícil a ERC mantenerse al margen de la lista única, especialmente si es avalado por las entidades independentistas como la Asamblea Nacional Catalana.

Mas insistió en que no le da miedo convocar elecciones. “Volveremos a poner las urnas cuando haga falta, sin miedo a querellas injustas”, advirtió. Ante la situación creada precisamente por la querella por el 9-N, Mas se preguntó si se puede esperar un cambio de actitud del Gobierno central hacia Cataluña. “Personalmente soy bastante escéptico sobre ello”, consideró. El problema, según dijo, es que el Estado entiende las relaciones en base a la “jerarquía” y a la “subordinación”. Cuando la Generalitat ha querido romper este marco de relaciones, la respuesta del Estado, según Mas, han sido “las amenazas”. Eso sí, aseguró que escuchará las posibles propuestas que puedan llegar desde las instituciones del Estado: “Mi escepticismo no será obstáculo para observar los cambios si estos se producen”. “No seré intransigente”, dijo para reforzar la idea de que sigue dispuesto a hablar con el Gobierno.

Los cambios que pide Mas son, en primer lugar, que el Estado acepte negociar un referéndum acordado como el de Escocia. La segunda opción es la reforma constitucional, de la que también duda. “Para que esto vea la luz algunos tendrían que comerse muchos sapos, y no están acostumbrados a ello”, dijo en referencia al PP. En cualquier caso dejó claro que solo aceptará una solución que permita que los catalanes puedan votarla. “No podemos decidir en los despachos lo que corresponde a la gente”, concluyó.

El Madrid no rota ni en Basilea

Las crónicas costumbristas presentan a Carlo Ancelotti como un irreductible aficionado al culatello [un tipo de fiambre muy reconocido en Italia]. El entrenador del Madrid es fiel a las costumbres culinarias de su patria chica, el antiguo Ducado de Parma. Pero la gente olvida que también es leal a sus botas de tacos. A veces, como ayer en el estadio de St. Jakob-Park, se enfunda sus Nike y echa a correr. Corrió durante el calentamiento del equipo, procurando que su cuerpo de fornido cincuentón siguiera el ritmo de los futbolistas profesionales. Se unió al pelotón en las series de 50 metros. Una, dos, tres. Hasta que el pelotón apretó. Con Cristiano y Ramos, los velocistas, a la cabeza. Aceleraron. Y entonces el míster se quedó solo. Trotando en la noche fría y húmeda. Se frenó, recuperó el aliento, y estiró los viejos músculos de tigre.

El último entrenamiento antes del penúltimo partido de la fase de grupos tuvo el rigor impropio de una jornada en la que ya está casi todo resuelto para el Madrid. “Será un buen partido”, dijo Ancelotti, “porque se jugará con intensidad”. El Basilea pelea por la clasificación. El Madrid compite por cosas menos urgentes. Conservar el impulso ganador, por ejemplo. Mantener la moral elevada de unos futbolistas que sospechan que pueden estar ante un ciclo histórico. Ya no les basta con la Décima. Quieren la Undécima porque así se les considerará como a uno de los equipos más grandes de siempre. Para reafirmar esa determinación vienen bien los récords. Si el Madrid gana esta noche igualará las 15 victorias sucesivas de los equipos de José Mourinho en 2012 y Miguel Muñoz en 1960.

No hay forma de evitar las simetrías porque la racha del Madrid comenzó a finales de septiembre contra el Basilea. Entonces el equipo venía de caer ante el Atlético (1-2) y aquella victoria en el Bernabéu supuso un cambio. Del mal juego se pasó al bueno, y del pesimismo a la euforia. Tres meses más tarde, Ancelotti no puede rotar al equipo titular, a excepción de los titulares. Illarra recién se recupera de una lesión; Khedira dice que le duele la cadera; y Pepe anda con achaques. Benzema es imprescindible y Cristiano y Bale quieren jugar. El Madrid no se juega nada, pero habrá chicha incluso en Suiza.

 

El perfil más guerrero del Atlético

El Atlético puede dejar cerrada esta noche su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones, el objetivo mínimo marcado por el club y el cuerpo técnico. Una victoria ante el Olympiacos le asegura la clasificación y hasta un empate si el Juventus cae derrotado en Malmoe.

Del partido de ida, Diego Simeone regresó con una derrota y un defecto detectado en ese nuevo estilo de ataque que ha impuesto la llegada de Mandzukic. No le gustó su equipo, pese a que dominó y generó las suficientes ocasiones para ganar pese a lo que le penalizó la decisión de alinear a Oblak, que encajó tres goles en tres remates. Desde entonces Simeone no ha dejado de lanzar un mensaje. “Lo más difícil en el fútbol es defender cuando atacas”, ha repetido el entrenador. Su alineación de hoy, con Raúl García en vez de Griezmann, tiene que ver con la lectura de aquella. “Antoine y Raúl son similares y diferentes. Los dos tienen gol, pero Raúl es más trabajador en el plano colectivo y en lo defensivo porque es más mediocampista. Griezmann es mejor en el uno contra uno y Raúl nos da una resolución mejor en el juego aéreo y en la pelota parada”.

Ante esa preocupación por el equilibrio, “ellos trabajan bien las contras con la salida en velocidad del Chori y Afellay”, el Cholo también analiza a Arda bajo la máxima de que en su equipo quien no defiende no juega: “Nos encontramos con un gran hombre, entregado a una causa, que hace un esfuerzo que va más allá de su talento para darle su esfuerzo al equipo”.

Ha dibujado Simeone un paisaje de final y el club también con precios populares. En ese encuadre, también el técnico esbozó el perfil guerrero de Mandzukic, al que no dejará fuera su contractura en las cervicales. “Tiene muchas ganas, es un valiente, tiene mucho carácter y compromiso. Está en su cabeza jugar y será difícil no hacerlo actuar”.

En el otro lado, Míchel espera repetir el partido de ida, “vamos a insistir en algunas cosas que nos dieron resultado”, y ante la pregunta de qué jugadores ficharía del Atlético, primero bromeó, “no me caben en el avión de vuelta”, y después le brotó su gusto por los futbolistas de buen pie: “Si Koke y Arda pudieran estar mañana en un bautizo, mejor”.

 

Míchel: “Mejor si Koke y Arda están mañana en un bautizo”

Dominador de la escena, Míchel se sentó en la sala de prensa del Calderón, sabedor de que tendría que responder a su pasado como aficionado rojiblanco y al despectivo cántico que le dedica la hinchada rojiblanca cada vez que aparece por el Manzanares. “Lo que me sorprendería es que me recibieran con flores o con aplausos. La afición del Atlético anima a su equipo desde todos los puntos de apoyo y si eso incluye meterse con el entrenador rival, que conmigo lo tienen fácil, pues fantástico”, dijo Michel con esa media sonrisa que esboza cuando sabe que está esquivando balas. “Lo que me hace gracia”, prosiguió, “es que me pregunte un periodista griego sobre mi pasado cuando venía al Calderón de pequeño. No soy antinada, en su momento venía al estadio y disfrutaba del juego del Atlético de Madrid, aunque soy madridista”.

No esconde Míchel que el partido de ida, en el que el Olympiacos derrotó al Atlético 3-2, le sirve de guía para este: “No hay muchas diferencias entre jugar en casa o fuera contra el Atlético. Ojalá podamos repetir el partido de la primera jornada, vamos a insistir en algunas cosas que nos dieran resultado. Si echan un vistazo a nuestros partidos en Europa, en los que tenemos la obligación de jugar de otra manera, siempre son similares”.

En el encuentro disputado en el estadio Karaiskakis de Atenas, el Olympiacos le hizo mucho daño a la contra al Atlético. Se vio favorecido por el madrugador gol de Kasami para desarrollar ese planteamiento: “Somos conscientes de que sin la eficacia que tuvimos en el primer partido será difícil puntuar. Estamos haciendo una magnifica competición, aun así a veces no nos alcanza con jugar bien para ganar porque en Turín jugamos muy bien y perdimos. Estar al mismo nivel de esa eficacia (tres goles en los tres primeros disparos a puerta) es algo muy difícil”.

En la conferencia de prensa que Simeone ofreció en Atenas, Míchel detectó cierta acritud en las palabras frías del técnico rojiblanco cuando este fue preguntado por los elogios que le había dedicado su contrincante: “No voy a hablar más de los méritos de Simeone, creo que el Atlético es un rival que nadie desea, fiable y muy duro de superar”.

Ante la pregunta de qué jugadores ficharía del Atlético, Míchel primero bromeó, “no me caben en el avión de vuelta”, y después le brotó su gusto por los futbolistas de buen pie: “Si Koke y Arda pudieran estar mañana en un bautizo, mejor”.

Por último, Michel valoró la capacidad competitiva de su equipo: “No estábamos en las quinielas al principio y hoy estamos como los demás, eso quiere decir que hemos competido bien y a veces mejor de lo que dice el resultado, pero dile a Tévez que no haga cuatro regates o a Koke que no la ponga donde quiera. Nosotros no podemos compararnos con el Atlético, solo competir en el campo”.

Ancelotti: “No pensamos en el récord de victorias”

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, admitió que no piensan en "el récord de victorias consecutivas" que pueden batir este miércoles (20.45 horas, Canal+Liga de Campeones 2) si vencen al Basilea en la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, que sería la decimoquinta seguida para el conjunto blanco, cifra que igualaría los triunfos conseguidos por Miguel Muñoz y José Mourinho.

El técnico italiano, acumula 14 triunfos en el Madrid (9 de Liga, 4 de Champions y 1 de Copa). Para superar el récord, el de Reggiolo debería salir victorioso también el próximo sábado al Málaga en La Rosaleda. El equipo dirigido por Mourinho en la temporada 2011-2012 lo consiguió tras encadenar 10 victorias de Liga y 5 de Champions, entre el 24 de septiembre de 2011 y el el 7 de diciembre de 2011.  Los otros 15 triunfos seguidos, todos ellos de Liga, fueron con Miguel Muñoz de entrenador. El Real Madrid enlazó esa serie entre el 27 de noviembre de 1960 y el 12 de marzo de 1961. 

"Lo más importante es jugar bien los partidos. Si este equipo ha llegado a este nivel es porque ha preparado bien cada partido, con mucha concentración. Nosotros no pensamos mucho en el récord, es importante para la historia del Real Madrid, pero pensamos en seguir trabajando bien, como lo estamos haciendo", dijo Ancelotti en la conferencia de prensa; "la motivación de los jugadores, en este periodo en el que todo sale bien, es seguir en cada partido sabiendo que este buen momento puede bajarse un poco. La motivación es seguir luchando, corriendo, haciendo sacrificios en el campo para estirarlo lo máximo posible", añadió el técnico, que todavía mantiene dudas para el once ante los suizos: "No cambiará mucho del que jugó ante el Eibar, pero tendo dudas en los laterales, que están un poco cansados".

Quién no estará es el alemán Khedira, que ha pasado de sustituto natural de Modric a no jugar en los dos últimos partidos. El italiano explicó su ausencia. "Khedira antes del partido con el Eibar tenía molestias en la cadera, no estaba cómodo y este problema no le permitió entrenarse después de aquel partido. Hemos preferido, como Pepe, dejarlo en Valdebebas para que se recuperen y estén listos para el próximo partido", afirmó.

Posición que puede aprovechar el joven Illarramendi. "Ahora ya está recuperado y está bien. Naturalmente va a jugar porque está disponible. No sé cuántos minutos jugará, pero está listo y nos puede ayudar. Lo importante es que acabó con la lesión y ya puede ayudarnos", apuntó Ancelotti, cuya renovación -insistió- no es un asunto prioritario. "Creo que es algo que no necesitamos ahora. Estamos jugando muchos partidos, muy concentrados y lo vamos a arreglar cuando tengamos el tiempo", dijo con naturalidad el transalpino.

El Papa: “El Mediterráneo no puede convertirse en un gran cementerio”

Hubo algo chocante en la vista del papa Francisco a Estrasburgo. Los eurodiputados, puestos en pie, tributaron un larguísimo aplauso a sus palabras, pero tanto el discurso pronunciado por Jorge Mario Bergoglio ante el Parlamento Europeo como el posterior ante el Consejo de Europa constituyen en sí una crítica feroz —por extensa y bien fundamentada— al funcionamiento de la UE.

El Papa fue a Estrasburgo a decir que “no se puede tolerar que el Mediterráneo se convierta en un gran cementerio” —que es en lo que se está convirtiendo ante la débil respuesta de la UE al desafío de la inmigración—, a criticar los “estilos egoístas de vida, caracterizados por una opulencia insostenible e indiferente ante los más pobres” —en medio de una sede que es en sí un monumento al lujo— y a proponer la construcción de “una Europa que no gire en torno a la economía”, justo en los días en que el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, está siendo acusado de haber beneficiado durante dos décadas a las multinacionales para enriquecer a Luxemburgo a costa de los países de la periferia.

Y, pese a folios enteros de críticas, leídos en tono serio, monocorde, sin una concesión a la galería, los eurodiputados aplaudían las frases que más dejan en entredicho a la institución que representan. “No se puede tolerar”, dijo el Papa en la sede de una institución que hasta ahora ha venido dejando a Italia sola en el rescate de los inmigrantes en el canal de Sicilia, “que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio. En las barcazas que llegan cotidianamente a las costas europeas hay hombres y mujeres que necesitan acogida y ayuda. La ausencia de un apoyo recíproco dentro de la Unión Europea corre el riesgo de incentivar soluciones particularistas del problema, que no tienen en cuenta la dignidad humana de los inmigrantes, favoreciendo el trabajo esclavo y continuas tensiones sociales”.

Pero hubo más. El Papa, convertido en portavoz de la periferia, les enseñó a los eurodiputados el retrato que de ellos tiene la calle. “Desde muchas partes”, explicó Bergoglio, “se recibe una impresión general de cansancio y envejecimiento, de una Europa anciana que ya no es fértil ni vivaz. Por lo que los grandes ideales que han inspirado Europa parecen haber perdido fuerza de atracción, en favor de los tecnicismos burocráticos de sus instituciones”. Y los animó a sacudirse la modorra: “Ha llegado la hora de construir juntos la Europa que no gire en torno a la economía, sino a la sacralidad de la persona humana, de los valores inalienables; la Europa que abrace con valentía su pasado, y mire con confianza su futuro para vivir plenamente y con esperanza su presente. Ha llegado el momento de abandonar la idea de una Europa atemorizada y replegada sobre sí misma, para suscitar y promover una Europa protagonista, transmisora de ciencia, arte, música, valores humanos y también de fe. La Europa que contempla el cielo y persigue ideales; la Europa que mira, defiende y tutela al hombre; la Europa que camina sobre la tierra segura y firme, precioso punto de referencia para toda la humanidad”.

La violencia machista también golpea a los adolescentes

“No tengáis miedo a contar lo que os pasa. Yo viví con miedo desde los 17 a los 20 años. Pero un día superé el miedo y hoy puedo asegurar que se puede escapar de la violencia”. Deborah es una de las ocho mujeres que ayer, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, recibieron un premio del Ministerio de Sanidad por atreverse a contar sus historias de maltrato en la serie de televisión Amores que duelen. Ella fue la elegida para hablar en nombre de todas porque su caso es un ejemplo de lo que persigue la nueva campaña de sensibilización que lanzó ayer el Gobierno: prevenir la violencia machista desde sus manifestaciones más tempranas y ayudar a los adolescentes a detectar los primeros signos del maltrato.

Según recordó la ministra de Sanidad, Ana Mato, los últimos estudios han detectado que el acoso y la vigilancia a través de las nuevas tecnologías y los mensajes de móvil está aumentando entre los jóvenes. Y que el sexismo y los estereotipos de género perviven entre los adolescentes. El 4% de las adolescentes de entre 14 y 19 años han sido agredidas por el chico con el que salen o salían; y casi una de cada cuatro se ha sentido coaccionada. Además, está creciendo el número de menores procesados por violencia machista: según las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial, en 2013 aumentó un 5% el número de menores maltratadores que fueron juzgados.

La celebración del Día Internacional para la Eliminación contra la Violencia de Género también dio pie ayer a un cruce de críticas en el pleno del Senado entre el presidente Mariano Rajoy y la senadora socialista María Chivite, después de que esta acusara al Ejecutivo de “no dedicar ni un minuto de su acción política” a las víctimas y recordar que desde la llegada del PP al poder se ha recortado “un 33% el presupuesto de Igualdad y un 22% el de lucha contra la violencia machista”. Rajoy eludió el debate sobre los presupuestos, negó que su Gobierno haya permanecido inactivo frente a este problema y repasó algunas de sus medidas, como la reforma del Código Penal, que va a introducir como nuevos tipos el hostigamiento y el acecho, o el Estatuto de la Víctima, que “reforzará los derechos procesales” de las mujeres agredidas.

Los socialistas aprovecharon la celebración de ayer para conmemorar el décimo aniversario de la aprobación de la Ley Integral contra la Violencia de Género —la primera que sacó adelante Zapatero tras llegar al poder— con una foto de familia que reunió al actual secretario general, Pedro Sánchez, con diputados y miembros del Ejecutivo que impulsaron la elaboración de la norma, entre ellos la exvicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega. Sánchez, que reivindicó el valor de una norma “reconocida internacionalmente”, criticó también la gestión del actual Gobierno por bloquear el desarrollo y la aplicación de esta ley con recortes y falta de compromiso.

A principios de septiembre la ministra Ana Mato reunió a todos los grupos parlamentarios para evaluar los 10 años de vigencia de la ley y plantear una posible revisión, pero desde entonces no se ha vuelto a realizar ningún movimiento en esa dirección. En esta última década más de 750 mujeres han muerto asesinadas, 45 de ellas en lo que va de 2014, según las estadísticas oficiales, que aún no recogen el caso de la mujer y su hija cuyos restos fueron localizados el martes en Zamora, después de que la pareja de la madre confesara el lunes haberlas matado.

En esta década se han desarrollado protocolos para proteger a las mujeres que denuncian situaciones de maltrato, especialmente el Sistema de Seguimiento Integral de las víctimas (VIOGEN). Según su última actualización, el 30 de septiembre estaban activos en este sistema 54.146 casos de violencia machista. En 15.972 se habían habilitado algún tipo de medida de protección policial. A pesar de estos protocolos, el porcentaje de mujeres asesinadas que habían denunciado su situación previamente se sitúa en uno de sus máximos este año, en torno al 31%. Un total de 5.520 hombres cumplen condena actualmente por delitos de maltrato o asesinatos machistas.

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, instó ayer al Gobierno central a revisar la ley actual para reconocer el maltrato entre parejas del mismo sexo como violencia de género, después de anunciar que su equipo prepara una ley regional que incluirá esta cuestión. En respuesta, un portavoz del Miniserio de Sanidad recordó que la violencia de género se circunscribe a la que ejerce el hombre sobre la mujer, y no debe confundirse con otros conceptos, como la violencia doméstica, que no tienen la misma magnitud.

Naciones Unidas, la institución que en 1999 fijó la fecha del 25 de noviembre como Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, recordó ayer que este problema afecta a una de cada tres mujeres en el mundo y que, en la mayoría de los casos, tiene lugar en el propio hogar. Del total de mujeres asesinadas en el año 2012, casi la mitad murieron a manos de sus parejas o de familiares.

Narradores de cine contrarreloj

Solo 30 segundos. No hay muchas actividades que quepan en tan reducido espacio. Poner en marcha el ordenador, tomar un espresso a la italiana, quizás contestar a un mensaje. O ver un cortometraje del JamesonNotodofilmfest. Porque los directores que participan en el ya célebre festival online, que ha presentado hoy su XIII edición, no disponen de mucho tiempo. Por lo menos, si quieren participar y ganar algún premio: al galardón principal, dotado con 6.000 euros, solo aspiran los cortos que no superen los tres minutos y medio. Y para el premio Triple Destilación, el reto aumenta tanto como el don de síntesis de los creadores: el límite es medio minuto.

“Es un tour de force muy meritorio, me parece un ejercicio de concreción buenísimo”, defiende Fernando Franco, montador, goya al mejor director novel por La herida, drama sobre la depresión y la tendencia a la autolesión, y ahora presidente del jurado del certamen. Él mismo, como es tradición del festival, afrontará el desafío con un corto que contará con una “animación underground”, al estilo de Don Hertzeldt.

Aparte de crear, Franco y los miembros del jurado que él mismo ha seleccionado –una de las razones por las que aceptó- tendrán obviamente que ver y valorar las obras que se apunten al festival. Las inscripciones al concurso, que presume de 11.000 cortos y 44 millones de espectadores a lo largo de su historia, están abiertas desde hoy hasta el 10 de febrero en la página web del JamesonNotodofilmFest. Más allá del reloj impuesto por la organización, medios y temáticas solo están sujetos a la fantasía de los creadores. Hay, eso sí, dos premios introducidos este año al mejor corto rodado con un móvil y al que mejor versione una película mítica. En juego, entre todos los galardones, están hasta 47.000 euros.

Pese a ello cuesta, incluso preguntando en el mundillo, conocer a alguien que viva del corto. El género de guerrilla y bajo presupuesto por excelencia sufre a menudo por equipos que cobran solo ilusión y por la idea de que únicamente sea un trampolín hacia el largo. Franco carga contra ambos conceptos: “Nadie quiere hacer cine low cost, no es bueno. Es una etiqueta que se ha creado e intentado vender. Y desgraciadamente se ven los cortos solo como tarjeta de visita para un largo. Yo lo percibo más como un camino de ida y vuelta. Y conozco a gente que ha hecho mucha pasta con los cortometrajes”. El propio director emplea sin embargo el pasado, referencia quizás a esa época de vacas gordas en la que él mismo se llevó 18.000 euros gracias al primer premio de Málaga con Tu (a)mor.

Ahora, incluso los largometrajes afrontan tantos obstáculos que el presidente de la Academia de cine, Enrique González Macho, llegó a calificar de “acto heroico” rodar un filme en España. Y Franco sufrió en su piel la dificultad de hacerse con la financiación necesaria para su ópera prima, La herida. Finalmente, a fuerza de juntar “ladrillitos”, consiguió los 900.000 euros necesarios.

A partir de ahí, logró muchísimo más, en una lista de reconocimientos que arranca en el Festival de San Sebastián del año pasado, cruza la última gala de los Goya y acaba, quizás, en los próximos premios del cine Europeo: Franco está nominado a mejor director novel y Marian Álvarez, la protagonista, a mejor actriz. El director también ha visitado festivales de medio mundo detrás de su criatura y todavía se muestra encantado de hablar del filme que le colocó en el mapa de los cineastas. No tanto, eso sí, para que la gente le reconozca por la calle: “A veces han parado a Marian y, como yo estaba con ella, acaban haciendo la ecuación”.

Sin embargo, hay algo que Franco no ha hecho debido a La herida. Ante todo, volver a verla: “Creo que la sufriría más que disfrutarla. En la proyección en San Sebastián lo pasé fatal. Estás en una sala con 3.200 butacas y te metes en la cabeza de la gente para tratar de entender qué piensan”. Ni tampoco, entre tanta promoción, ha podido avanzar mucho los proyectos artísticos, su trabajo real. El director se encuentra montando la nueva película del cineasta uruguayo Federico Veiroj, El apóstata, y una serie para la televisión de David Pinillos.

Una vez terminado todo ello, Franco se centrará en su ópera segunda. El cineasta rodará una adaptación libre de la novela Morir, de Arthur Schnitzler, un tipo del que Freud dijo que hizo lo mismo que él, pero en literatura, y del que Kubrick ya llevó al cine Eyes Wide Shut. Pero, antes de volver tras la cámara, Franco necesitará jugar otra vez a los Lego de la financiación. Y, antes todavía, a partir de febrero, recuperará la estrategia de ermitaño que funcionó para La herida. “Yo trabajo así —¡bueno, si es que solo he hecho una película!—. Necesito retirarme en Rota, un pueblito cerca de Cádiz, sin tener acceso a Internet, solo a escribir”. La herida le costó cuatro años de trabajo, así que Franco espera no repetir el mismo periplo. Con idénticos resultados, en cambio, se quedaría encantado.

Rajoy: “No di instrucciones a la fiscalía. Actuó con independencia”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este martes en el Senado que el Gobierno no dirigió a la fiscalía para que presentara la querella contra el presidente catalán, Artur Mas, y otros dos miembros de su Ejecutivo por cuatro delitos por la celebración del proceso participativo del 9-N. "La fiscalía actuó con independencia. No di ninguna instrucción. ¿Si no cómo se explica que unos fiscales dijeran otra cosa y otros otra? Preguntele a la fiscalía si el Gobierno dio instrucciones", ha asegurado Rajoy en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta en respuesta al senador de CiU Josep Lluís Cleries.

El portavoz de los nacionalistas catalanes, abucheado en ocasiones por la bancada popular, ha insistido en que el 9-N fue "un éxito de la democracia" y le ha pedido a Rajoy que haga propuesta política ante el conflicto en Cataluña en vez de escudarse en los tribunales. El presidente entonces ha contestado que sí tiene una propuesta, o más bien una hoja de ruta, basada en cinco puntos:  "primero, intentar mantener la estabilidad", con la continuidad de las políticas y las reformas. El segundo, "seguir colaborando con la Generalitat para ayudar en la salida de la crisis" a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

El tercero, ha explicado el presidente, defender sus posiciones políticas: "la soberanía nacional y la validez de la Constitución". El cuarto, "hablar con los responsables de todas las Instituciones", y el quinto, "escuchar todas las propuestas, siempre y cuando no se pretenda liquidar la soberanía nacional o los derechos de las personas". Rajoy no se reunirá, sin embargo, con Artur Mas en su visita a Cataluña este próximo sábado. Rajoy acudirá allí para protagonizar un acto del PP y será entonces cuando pronuncie el discurso sobre Cataluña que muchos esperan dentro y fuera de su partido, ya que hoy no ha querido ofrecer grandes novedades a la espera de lo que pueda decir esta tarde Artur Mas, en una intervención que será seguida con interés desde La Moncloa.

El senador Cleríes ha contestado que ese fondo de liquidez del que habla el presidente es un préstamo que la Generalitat tiene que devolver, y no "un donativo a fondo perdido". Cleríes también ha insistido en que su grupo se siente "expulsado" de España. También ha reprochado a Rajoy que se haya nombrado como director de TVE en Cataluña al jefe de prensa del PP catalán y que haya sido destituido como presentador del telediario de fin de semana de TVE Oriol Nolis precisamente después del 9-N. "Un periodista informa libremente y lo cesan", ha asegurado Cleríes, ante lo que Rajoy se ha limitado a contestar: "¿Qué sentido tiene que yo me ponga ahora a hablar de lo que se hace en las televisiones?".

El jefe del Ejecutivo ha insistido en su tesis de que la política no es la alternativa a la aplicación de la ley, ante los reproches del parlamentario catalán, que en una dura interpelación ha llegado a decir que la querella por el 9-N es "contra la manera de ser y de hacer del pueblo de Cataluña". Cleries ha acusado al Gobierno de parapetarse en la vía judicial ante el conflicto. "En lugar de hacer política, usted impulsa querellas. Pretenden ganar en los tribunales lo que son incapaces de ganar democráticamente", ha afirmado el diputado de CiU, para quien la denuncia presentada por la fiscalía "no responde a un Estado de Derecho".

"Que la política es la alternativa a la aplicación de la ley es una afirmación profundamente antidemocrática", ha contestado el presidente. En medio del bronco debate, los diputados de CiU han mostrado un cartel de "autoinculpación" por el 9-N. "Todo nuestro grupo queremos autoinculparnos por el 9-N", ha dicho Cleries con el cartel en la mano, "dado que tiene tan buena relación con la fiscalía, le ruego que se lo transmita". En la misma línea, el Gobierno de la Generalitat ha anunciado hoy que pedirá declarar en bloque ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) si finalmente se admite a trámite la querella presentada contra Artur Mas, la vicepresidenta Joana Ortega y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por la organización de la consulta soberanista del 9 de noviembre.

El presidente también ha tenido un debate menos duro en las formas pero sí contundente en el fondo sobre la política penitenciaria con el senador del PNV Jokin BIldarratz, que le insistía en que ahora mismo la llamada "vía Nanclares", para los presos de ETA arrepentidos, está "prácticamente abandonada". Rajoy ha insistido en que el sistema de reinserción funciona y "quien quiere utilizarla, puede utlizarla, pero con requisitos claros: dejar la banda, pedir perdón, colaborar con la justicia".

Más duro fue el choque con María Chivite, la portavoz del PSOE, sobre las políticas contra la violencia machista. La senadora socialista ha acusado con dureza a Rajoy de "no dedicar ni un solo minuto de su actividad política en tres años a la violencia machista" y de recortar el dinero destinado a estos asuntos, por lo que "ha dejado abandonadas a las mujeres". Rajoy, muy molesto por las acusaciones y en medio de un gran griterío entre los grupos del PSOE y el PP, ha insistido en que "la lucha contra la violencia de género requiere unidad". Y ha rematado: "¿No se da cuenta de que todo el mundo es consciente de la demagocia que ha hecho hoy aquí? No voy a entrar a comparar datos de fallecidos y presupuestos de lucha contra la violencia machista de uno y otro gobierno porque creo que la política española necesita hoy talla, sensatez y categoría".

Ferguson, una ciudad bloqueada por la policía tras los disturbios

Ferguson se levantó este martes como una ciudad fantasma, aislada entre barreras de coches de policía. El paisaje era desolador a primera hora de la mañana en los lugares de las protestas la noche del lunes tras el anuncio de que un gran jurado decidió no imputar al agente de policía que mató en agosto a Michael Brown, un joven afroamericano desarmado, en este pequeño suburbio de San Luis (Misuri). Los peores temores se cumplieron y la decisión de que el agente Darren Wilson siga libre desató una nueva ola de ira en partes de Ferguson, más intensa de la vivida en agosto en las dos semanas posteriores a la muerte de Brown, con 61 personas detenidas.

En la desangelada avenida West Florissant, cercana a la calle residencial en la que murió el joven de 18 años y epicentro de las protestas de agosto, ardieron la noche del lunes tres comercios. Y numerosos establecimientos fueron atacados, pese a la protección de tablas de madera que habían colocado sus propietarios por miedo a lo que acabó sucediendo. A primera hora de este martes el kilómetro de la avenida que concentró las protestas de agosto y de la noche del lunes estaba cerrado al tráfico de vehículos y peatones.

"Está cerrado, es la escena de delitos. Hay que investigar", grita un policía estatal de autopistas en el bloqueo en la parte norte de la avenida. Habla al lado de dos todoterrenos y de varios agentes, uno de ellos con un rifle en el hombro. Un poco más atrás hay apostado un todoterreno militar de color camel de la Guardia Nacional de Misuri, la milicia estatal que ha sido desplegada, igual que en agosto.

Enfrente de esta hilera de todoterrenos hay un primer control de la policía del condado de San Luis. Y detrás de la hilera se extiende un largo trecho completamente desértico de la avenida West Florissant, solo interrumpido por las luces de las sirenas de coches de policía.

La muerte de Brown llevó en agosto a centenares de afroamericanos a denunciar lo que consideran un largo historial de discriminación racial de la policía. Las movilizaciones fueron pacíficas, pero un pequeño grupo prendió fuego a una tienda en una gasolinera y saqueó varios comercios. Y chocó con policías antidisturbios, que dispararon balas de goma y lanzaron gases lacrimógenos.

Tres meses después, el dictamen judicial derivó en consecuencias mucho más graves, pese a los intensos de los líderes de las protestas de reaccionar pacíficamente a la decisión. Los manifestantes destrozaron coches de policía, cortaron una autopista, se oyeron numerosos disparos, y el aeropuerto de San Luis, cerrado durante la noche como medida de precaución, no reanudó su actividad hasta la mañana del martes. Hubo saqueos también en los comercios cercanos a la comisaría de policía, ubicada en el próspero centro histórico de Ferguson, a tres kilómetros de la humilde West Florissant.

El jurado decidió no presentar cargos contra el agente blanco Darren Wilson, de 28 años, al considerar que no existen suficientes pruebas para procesarle por el asesinato de Brown. El policía está en libertad y mantiene su sueldo desde el suceso, que desencadenó una de las mayores protestas raciales en este país en las últimas décadas. Brown murió, en pleno mediodía de un sábado, por el impacto de al menos seis disparos de Wilson mientras andaba con un amigo por la calzada en una calle residencial. La policía sostiene que hubo un forcejeo por el arma del agente, mientras el amigo que acompañaba a Brown asegura que este alzó sus brazos en señal de rendición.

Los disturbios se iniciaban poco después de que el fiscal del condado de San Luis, Robert McCulloch, explicase durante su comparecencia en la noche del lunes que el jurado, formado por 12 ciudadanos, es el único ente que ha tenido acceso a todas las pruebas sobre cómo murió el joven Brown. El jurado, informó McCulloch, se reunió durante 25 días, escuchó más de 70 horas de entrevistas y testimonios de 60 testigos y estudió cinco posibilidades para la imputación del agente Wilson, desde asesinato en primer grado hasta homicidio involuntario. Terminadas las deliberaciones, decidieron que no podía ser procesado por ninguno de esos cargos.

La familia del joven Brown emitió un comunicado minutos después de hacerse pública la decisión del jurado. "Nos sentimos profundamente decepcionados porque el asesino de nuestro hijo no se enfrentará a las consecuencias de sus actos", afirmaron, pidiendo a los ciudadanos de Ferguson que "empleen su frustración para contribuir a un cambio positivo". "Responder a la violencia con más violencia no es lo apropiado, no hagamos ruido, marquemos la diferencia".

La decisión de no imputar a Wilson era esperada por muchos en Ferguson a partir de las filtraciones periodísticas de la investigación, y las intensas preparaciones de policía, escuelas y comercios ante la previsible ola de indignación que desencadenaría un veredicto como este. En la localidad de 21.000 habitantes, la mayoría de la población es negra, pero el Ayuntamiento, la policía y el organismo que rige las escuelas están dominados por blancos.

McCulloch relató que la proliferación de rumores y testimonios sin verificar durante las horas y días siguientes a la muerte de Brown dificultaron considerablemente la investigación. Después de relatar la decisión del jurado, el fiscal repasó con amplio detalle los minutos anteriores a la muerte de Brown -desmintiendo las declaraciones de varios testigos- y ajustándose a las pruebas obtenidas por la investigación, como la presencia de ADN del joven afroamericano en el interior del vehículo del agente y su pistola.

Ferguson y sus alrededores se habían preparado ante el riesgo de una nueva irrupción de indignación si Wilson no era imputado. La policía había sido entrenada para gestionar protestas civiles y había incrementado sus reservas de material antidisturbios. Y el FBI mandó a 100 agentes de refuerzo.

News supplied by
EL PAÍS: El periódico global en Español