News in Spanish

Cómo hacer un buen Batman

Trazo a trazo. Así, desde el boceto inicial a lápiz de los volúmenes hasta el acabado de sombras duras con iluminación de abajo a arriba, de las luces de Gotham a la gárgola sobre la que acecha, perfila Carlos Rodríguez a su Batman. Una ilustración concebida en exclusiva para EL PAÍS.

Fueron un par de horas de clase magistral de un dibujante que ha ilustrado tanto para DC Comics como para Marvel. A Batman se lo conoce al dedillo, pues ha asumido los lápices de la serie Batman y los outsiders en tres números. Rodríguez además es profesor en Escuela Superior de Dibujo Profesional (ESDIP) de Madrid, que acogió la demostración de arte del tebeo de este ilustrador.

Para este dibujo, Rodríguez optó por el blanco y negro. Sombras duras que perfilan la musculatura de un batman acechante, con la capa desplegada como un par de alas de murciélago. "Otros elementos fundamentales son los cuernos [las orejas puntiagudas de la capucha] y el símbolo de murciélago en el pecho", explica Rodríguez, mientras sombrea el icono de batman en la fase de lápiz.

La fase crucial es la última. Entintado. La herramienta de Rodríguez son rotuladores de punta flexible que se usan para el manga y con los que el artista entinta a mano, aunque conoce los programas de ordenador que "ahorran tiempo", a él le sigue gustando la artesanía. Y con ella termina los últimos trazos de ese justiciero eterno, un héroe humano, falible, que representa un símbolo no solo de la justicia, sino también del subconsciente de las víctimas, las pesadillas de los verdugos.

Batman cumple 75 años

“Es como un diamante irrompible. Lo podía estrellar contra la pared o el techo sin hacerle ni una muesca. Solo era cuestión de encontrar la faceta que nadie había usado nunca”. La cita, de tono reverente, casi religioso, es del guionista y dibujante Frank Miller (300, Sin city), probablemente la definición más célebre del justiciero de Gotham. Millonario play-boy por el día. Gárgola viviente, azote del mal por la noche. Batman. Un héroe humano entre el Olimpo de dioses del cómic. Un diamante de psique torturada que un sinfín de artistas ha reinterpretado en tebeos, películas y videojuegos sin descanso. Un mito que cumple ahora 75 años.

El año de sus 75 velas encuentra al caballero oscuro en la cúspide de su éxito, en pie y sonriente sobre una de las gárgolas de Gotham desde las que siempre ha velado a su ciudad. Le sobran motivos para estar de buen humor. Una nueva película en marcha, Batman v Superman: Dawn of justice (2016), con la criticada elección de Ben Affleck bajo la máscara. La conclusión de la tetralogía del videojuego Batman Arkham, que lleva más de 12 millones de copias vendidas. Y un macroevento que se celebra hoy, rebautizado como Día de Batman, y que tiene a miles de tiendas de cómic en Estados Unidos coreando el cumpleaños feliz. Pero todo empezó como un sueño humilde. El sueño de un dibujante (Bob Kane) y un zapatero (Bill Finger).

1938. Una fiesta cualquiera en Nueva York. Finger y Kane estrechan por primera vez la mano. El encuentro es narrado al detalle en el libro Batman serenata nocturna (Timun Mas, 2014) de David Hernando (editor de Batman en España durante seis años) crónica del gran olvidado en la creación del personaje: el zapatero Finger. Hernando describe a un Finger retraído, apasionado del cine y de Mozart y a un Kane fascinado y rapaz que de pronto vio el negocio. Aquel tipo podía darle una fortuna si escribía los tebeos que él dibujara. Kane le ofreció el trabajo y Finger, que no había escrito aún ni una línea, aceptó. Sin saber que Kane ocultaría su importancia capital en la génesis del personaje y acapararía toda la fama. Agravio que DC enmendará hoy, incluyendo por primera vez la firma de Finger en una portada, la del número especial que conmemora el aniversario.

Salto en el tiempo a mayo de 1939. Detective comics #27, primera viñeta. Grandes letras blancas rezan: Batman. Una silueta recortada con lo que parece una capa desplegada y dos pequeñas orejas puntiagudas. Era el ser que evocó un diccionario de psicología consultado por Finger mientras él y Kane, desesperados, intentaban salir del aprieto de crear un nuevo superhéroe después de que Superman hubiera arrasado. “Kane quería crear una copia de Superman. Pero Finger se empeñó en hacer algo mucho más oscuro. Quería a un detective”, desvela Hernando. El diseño original de Kane lejos estaba de la figura icónica mundialmente conocida. Un tipo vestido de rojo, con dos alas de murciélago surgiéndole de la espalda, antifaz y la cara descubierta. Boceto que Finger corregiría hasta la saciedad, inspirándose en otro personaje de seriales muy popular, La sombra, hasta dar con esa silueta que se vislumbraba en la primera viñeta.

Los años cuarenta fueron de esplendor para el cruzado oscuro. Nacieron el Joker, Enigma, Dos-Caras o Catwoman, villanos que tenían mucho más que ver con Jung o Freud que con la ciencia ficción desbarrada a la que se enfrentaban otros superhéroes. Nació también el origen del personaje, una de las génesis más dramáticas de un superhéroe. A la salida del cine con sus padres, un chaval hijo de millonarios, Bruce Wayne, se queda huérfano por la codicia de un vulgar ladrón. Dos disparos acaban con sus papás. Son las viñetas del origen del personaje en Detective Comics #33 (1939). De nuevo, una idea de Finger. Las bases del éxito estaban asentadas y todo parecía ir sobre ruedas para el justiciero oscuro. Pero la psicología, que tanto había dado a Batman, estaba a punto de cobrarse su peaje.

“Miles y miles de puestos de trabajo perdidos. Una censura brutal. Fue una debacle. La mayor crisis de la historia del cómic”. Habla Dennis O’Neil (Missouri, 1939), guionista y editor de Batman durante tres décadas. La hecatombe a la que se refiere fue la publicación del best-seller de Fredrick Wertham Seduction of the innocent (Rinehart & Company, 1954), un volumen en el que este psicólogo de raíces alemanas señalaba a los tebeos como uno de los mayores culpables de la alta delincuencia juvenil en Estados Unidos. O’Neil subraya la magnitud de la catástrofe: “Se llegaron a quemar pilas de tebeos en las calles. Se cerraron muchísimas colecciones y la mayoría de las editoriales. El cómic estuvo a punto de morir. De los superhéroes, solo Superman y Batman aguantaron”.

Pero de qué manera. Los años cincuenta son los años de oprobio para el personaje. De contar con Robin, pasó a tener una Batfamilia, Bat-perro incluido. De enfrentarse a villanos tan tortuosos como Dos Caras o el Joker, a luchar en otros planetas contra alienígenas. Un botón de lo que era el Batman de aquella época. Portada del Batman # 97 (1956): Batman y Robin con matraces y tubos de ensayo mirando a Bat-Perro que tiene en las fauces una foto de sus identidades secretas. Robin: “¡Mira! ¡Una foto de Bruce Wayne y Dick Grayson, Ace ha descubierto nuestras identidades secretas!”. Batman: “¡Va a ser un gran detective!”.

Los sesenta fueron un años de asomar la cabeza. Y el primer paso en el futuro del personaje y de toda la industria del cómic: ser laboratorio de ideas para lo audiovisual. El 12 de enero de 1966 se emitía el primero de los 120 episodios de Batman, serial para televisión protagonizado por Adam West. Su espíritu era muy camp, en la línea festiva del Batman de aquellos años, pero normalizó la presencia del personaje y de sus villanos. “Se produjo una retroalimentación entre la serie y el tebeo que luego se repetiría con las películas. A la gente de Hollywood solo le interesaba porque era algo con lo que podía hacerse mucho dinero, pero contribuyó a sacar el cómic del ostracismo”, explica O’Neil. El éxito del serial pavimentó la nueva edad dorada que estaba a la vuelta de la esquina.

Batman, veintipocos años, en una Gotham llena de putas, brutales bandas callejeras y policía corrupta. Batman, 50 años, en un futuro distópico estilo Blade runner. Entre estos dos, el chaval sin experiencia (Batman: Año uno) y el maduro que colgó la capa y vuelve años después (Batman: El regreso del caballero oscuro), se fraguó gran parte del boom artístico y comercial del tebeo americano en los años ochenta. Su autor, Frank Miller, un artista, por aquella época, kamikaze, que ya había revolucionado Daredevil, algo así como el Batman de Marvel, y que tenía una idea muy clara de cómo mezclar la reflexión sociopolítica, el futuro orwelliano y la violencia con los superhéroes.

Pero Miller, que se llevó todo el mérito, se benefició del trabajo de desbroce que en la década anterior había asumido Dennis O’Neil como editor y escritor y Neil Adams como revolucionario artista. O’Neil explica cómo dinamitó el personaje: “Me dieron carta blanca. Bill Finger me pasó el testigo y pude tomar decisiones radicales. Primera, Batman en solitario, ni Robin, ni nada. Segunda, los villanos clásicos y oscuros tomaban el protagonismo”. Y un tercer ingrediente para la fórmula mágica: riesgo artístico. De diciembre de 1988 a enero de 1989, O’Neil encabezaría una apuesta radical: Una muerte en la familia. Los lectores, marcando el 1-900-720-2666, debían decidir si el segundo Robin, Jason Todd, debía morir o vivir. 5.271 dijeron que no. Pero 5.343 dieron el sí. El Joker, armado con una palanca de hierro, golpea hasta la muerte a Robin. “Fue la primera vez que sentí el tebeo como algo más que un trabajo. Me di cuenta de que realmente teníamos un impacto emocional enorme en nuestros lectores, de que estábamos haciendo arte”, recuerda O’Neil, emocionado. Resultado, que Hollywood puso el foco sobre Batman, Tim Burton dirigió Batman (1989) y la era del blockbuster superheroico arrancaba.

Hay un puente diáfano que conecta el Batman de 1989 con la reciente trilogía de Christopher Nolan que ha amasado casi 2.000 millones de euros y la situación del personaje hoy en día. La sombra del poder de Hollywood se extiende sobre el cruzado oscuro. A la vez, el videojuego hace una doble pinza con un éxito que vuelve a dejar pequeño todo lo que puede conseguirse en el tebeo. Una película como El caballero oscuro: la leyenda renace (2012), la más taquillera de las nueve películas del personaje, recaudó más de 800 millones de euros. Cifra muy por encima del valor de toda la industria del cómic (menos de 600 millones de euros anuales).

“Es un riesgo muy grande y creo que puede tener un efecto terrible sobre la libertad de los guionistas. Me da mucho miedo”, afirma Brian Azzarello, uno de los creadores que más han revolucionado el personaje en los últimos años, especialmente en Batman: knight of vengeance (2011) una historia en la que los padres de Bruce Wayne sobreviven y se transforman en Batman y Joker. Otros, como Dennis O’Neil o Katie Kubert, la primera mujer en ser editora del personaje, lo ven con más optimismo: “Somos su laboratorio de ideas. El cómic siempre ha sido donde se fraguan las revoluciones que luego llegan al cine”, afirma Kubert. O’Neil es menos romántico: “Les sale bien usarnos como storyboard, porque cuando pones doscientos millones de dólares sobre la mesa no te puedes arriesgar a probar qué tal sale”.

Si a Batman podrá cumplir otros 75 años, queda al albur. Pero los creadores confían en que así sea. “Claro que puede reinventarse otra vez. Superman es mucho más rígido. Pero Batman siempre puede renovarse”, afirma Azzarello. Neil Gaiman, que escribió la muerte definitiva de Batman en Whatever happened to the caped crusader? (2009), lo ve de abuelete centenario por una razón muy sencilla: “Batman funciona. Todo en él encaja. El traje encaja. Sus orígenes encajan. Y hay algo más. Superman viene de un planeta que voló por los aires. Así que cada día que la Tierra continúa intacta, Superman va un paso por delante. A los padres de Batman los asesinaron. Así que cada día que sale a luchar, va un paso por detrás”.

‘Inventores: Juan de la Cierva’

Asier Urbieta entrevista a uno de los más grandes innovadores españoles, que prosiguió la labor de su tío. Inventores: Juan de la Cierva es uno de los cortos que participaron en el último JamesonNotodofilmfest.

Francia: “Los ataques y las masacres deben parar de inmediato”

El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, ha afirmado este martes que la muerte de más de 600 palestinos en Gaza es “inaceptable”. “No es aceptable que un país [por Israel] sea amenazado y golpeado por cohetes. Pero la respuesta debe ser proporcionada. 600 muertos [en Gaza] es algo inaceptable. Es necesario un alto el fuego. La masacre y los ataques deben parar de inmediato”, ha dicho en la televisión TF1.

Las gestiones diplomáticas para intentar alcanzar un alto el fuego en Gaza se han intensificado en las últimas horas. El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, se ha reunido en El Cairo con los representantes del Gobierno egipcio, que median entre Hamás e Israel para lograr una tregua. Kerry ha defendido este martes en El Cairo, después de haber mantenido un encuentro con el presidente Abdel Fatah al Sisi, que el único marco para acabar con la violencia en Gaza es la iniciativa egipcia, una propuesta de alto el fuego que ha sido aceptada por Israel, pero no por Hamás —el movimiento que gobierna la franja desde 2007—, que considera que el acuerdo no garantiza el levantamiento completo del bloqueo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha pedido este martes en Tel Aviv al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que trate de “contenerse” en sus ataques a la Franja y tenga en cuenta a la población civil. “Mi mensaje es el mismo para israelíes y palestinos: Parad de luchar, empezad a hablar y haceros cargo de las causas de raíz del conflicto para que no estemos en la misma situación en seis meses o un año”, ha dicho. Está previsto, además, que Ban se desplace a Ramala (Cisjordania) y mantenga conversaciones con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas.

Tanto Ban como Kerry han insistido en la importancia de la mediación egipcia en el conflicto. El secretario general de la ONU agradeció el lunes a Al Sisi “los esfuerzos para conseguir la paz” en Gaza. "La violencia tiene que terminar y tiene que terminar ya", indicó, y también pidió a las autoridades egipcias que fueran más laxas en la apertura del paso de Rafah, entre Gaza y Egipto, para facilitar la ayuda humanitaria. Según las palabras de Kerry, las conversaciones seguirán "para frenar la catástrofe". "Conseguir un alto el fuego no es la última etapa, sino que después habrá que centrarse en llegar a acuerdos" y en pensar en la reconstrucción, dijo.

No obstante, pese a los movimientos, la diplomacia no está dando frutos para alcanzar un alto el fuego en la ofensiva de Israel en Gaza que vive su decimocuarta jornada.

“Soñé con estar aquí. Luché mucho”

Con traje negro y actitud comedida, James Rodríguez bajaba ayer las escaleras del palco de honor del Santiago Bernabéu. Más de 30.000 personas coreaban su nombre. Fuera, cientos de personas buscaban la forma de entrar al estadio.

Se ha escrito sobre James que en su adolescencia tuvo problemas de tartamudez. Puede que por eso el mediapunta de 23 años redujera sus primeras palabras como blanco a la mínima expresión, ante la gran multitud blanca y amarilla que le aclamaba. “Quiero dar muchas alegrías y ganar muchos títulos con el Real Madrid. Hala Madrid”, dijo apoyado en el atril, y ante la mirada de su mujer, el presidente del Madrid, Florentino Pérez, y el embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo. James Rodríguez ya es el dueño del 10 del Madrid para las próximas seis temporadas con el Madrid tras haber dejado en las arcas del Mónaco unos 75 millones de euros.

“Ahora es el no va más”, grita entre la muchedumbre una mujer colombiana que lleva tres entradas en una mano mientras tira de un niño con la otra. El calor no aplaca a la masa que inunda los aledaños del Bernabéu. Falta media hora para que empiece el acto y ya comienza a oírse el mensaje de que no quedan entradas. Varios aficionados tiran desde una de las torres varios boletos que le sobran mientras otros suplican, sin éxito, desde abajo, el vuelo de otro billete. Empiezan los pitos entre las miles de personas que no pueden entrar. “Es que vine solo una hora antes, muy tarde”, se lamenta un aficionado con la camiseta de la selección cafetera.

Esos pitos de frustración se convirtieron rápidamente en pitos de ánimos en el interior del estadio. El colombiano estaba llamado a ser el fichaje galáctico del Madrid para esta temporada. Sobre todo después de haberse convertido en la gran estrella del Mundial, del que fue máximo goleador. Una cita a la que no le gusta faltar al equipo blanco, que engrasa así anualmente la mercadotecnia de la plantilla y refuerza con talento su arsenal futbolístico. “Soñé con estar aquí. Luché y sufrí mucho”, explicó luego el colombiano en rueda prensa. “Tengo talento para jugar en este club”, abundó.

Escoltado por Butragueño, director de Relaciones Institucionales del club, James aseguró que está preparado “mental y físicamente” para el reto de jugar en el Real Madrid. Y le restó importancia al número que llevará en su dorsal, huérfano desde que Özil, otro fichaje que llegó a Chamartín por la puerta del Mundial, hiciera las maletas rumbo a Londres. "En este club podría jugar hasta con el número 100", bromeó.

Tampoco quiso entrar en si su llegada podría significar la salida de otros jugadores. Y Butragueño echó balones fuera. "Hoy es el día de James. Todo lo demás es secundario. Los otros asuntos, por respeto a él, no son de hoy", argumentó. Habrá que esperar para conocer el futuro de Di María, pretendido por el PSG, e Isco, que con la competencia del curso pasado ya contaba con pocos minutos.

Antes, y como en todas las presentaciones, el club mostró un vídeo con los mejores momentos de la carrera del jugador. Se le pudo ver con la camiseta de la selección colombiana, dando vueltas sobre sí mismos con los brazos abiertos, ante la inmensidad del estadio Arena Pantanal, en Cuiabá, después marcar con el exterior un precioso gol ante Japón. También con la camiseta del Banfield, argentino, donde debutó con 16 años y donde solo uno después se convirtió en el extranjero más joven en marcar un gol en el fútbol argentino. Y luego la etapa europea. En el Oporto, al que se incorporó en 2010, y donde dejó 31 goles en tres temporadas.

Esa temporada le valió para despertar el interés del Mónaco, que pagó 45 millones por él. En el conjunto monegasco jugó 2.637 minutos en 34 partidos, metió nueve goles y dio 12 asistencias, el que más en la Ligue 1.

La dieta del chiringuito llega a las playas

Llegan las vacaciones y las cervezas, patatas fritas, helados... A veces es difícil esquivar las tentaciones de la mesa en verano. Si es de los que cuando llega a la playa se pregunta qué puede comer que no engorde, no se agobie. Llega la dieta del chiringuito a las costas españolas. Y es que disfrutar de las vacaciones y volver sin un kilo de más es posible, incluso, en estos puestos de comida tan típicos de estos meses. Los platos estrellas de este particular régimen son los mariscos, un producto que no engorda si no va acompañado de salsas, y las ensaladas. Para refrescarse, lo mejor es el agua, y si se prefiere una cerveza, mejor sin alcohol y mezclada con gaseosa light. La clave está en sustituir fritos y rebozados por alimentos saludables. ¿Quién dijo que vacaciones, relax y chiringuito significan engordar?

Luchar como Gandhi para salvar vidas

Chaya Chidange, de 33 años, se casó en matrimonio concertado cuando tenía 19 y vive en Bodhali, un poblado rural en el Estado de Maharashtra, en la India. Al año de casarse tuvo una niña, y cuando con 22 años se quedó embarazada por segunda vez. Se había registrado para dar a luz en el hospital de Gadchiroli, la pequeñísima ciudad capital del distrito del mismo nombre. Pero cuando empezaron los dolores del parto estaba en su casa y vio que no había tiempo de ir a Gadchiroli.

La familia llamó a la partera tradicional de Bodhali y también a Anjava Uikey, la enfermera comunitaria formada por la organización Search. Cuando ambas llegaron, Chaya ya había roto aguas y se sentía agotada. La comadrona sacó a su bebé pero éste no respiraba y, según le dijeron a Chaya más tarde, había empezado ya a asfixiarse dentro del útero.

En lugares como Bodhali, la asfixia es una de las principales causas de muerte en los recién nacidos cuando el parto ocurre en casa y sin asistencia médica. Pero Anjava estaba preparada. Se aseguró de que las vías respiratorias del bebé no estaban obstruidas y comenzó de inmediato a aplicarle la reanimación cardio-pulmonar con el pequeño balón de ventilación, o ambú, que forma parte de su equipo. Finalmente, el recién nacido empezó a respirar.

“La vi haciendo todo ese esfuerzo y cuando mi bebé se recuperó la miré como a un dios, ella hizo que mi bebé volviera a nacer”, recuerda hoy Chaya hablando en maratí, el idioma de Maharashtra, mirando enfáticamente a Anjava, que guarda silencio con seriedad, envuelta en un sari con motivos blancos y dorados. Junto a ellas, Saurav, aquel bebé y que hoy tiene 11 años, sigue la escena con timidez.

En otras circunstancias, Saurav probablemente habría muerto a los pocos minutos de nacer y habría pasado a engordar las estadísticas que dan forma a las altas tasas de mortalidad neonatal e infantil en las zonas pobres de los países en desarrollo.

Aún hoy, casi cinco millones de bebés mueren cada año en el mundo antes de cumplir 12 meses de vida, según cifras de Naciones Unidas. De ellos, más de un millón mueren en la India, donde existen grandes diferencias entre las partes ricas de los núcleos urbanos y las zonas rurales, en las que vive el 68 por cien de la población, según datos del Banco Mundial.

La ‘búsqueda' de la solución

Unos años antes de que naciera Saurav, los doctores Abhay y Rani Bang habían establecido la organización Search (que quiere decir búsqueda en inglés) en el distrito de Gadchiroli. Los Bang habían construido y se habían instalado en su propio asentamiento, Shodhgram, que significa poblado para la búsqueda en hindi.

Abhay y Rani son fieles a la filosofía de Mahatma Gandhi, el héroe de la independencia india, quien recomendaba a sus seguidores que fueran a los poblados rurales de la India y que vivieran entre su gente. Ésa fue una de las razones por las que, tras realizar un máster en Salud Pública en Estados Unidos, los Bang decidieron instalarse en 1986 en Gadchiroli, el distrito más pobre de Maharastra, el Estado indio originario de ambos. Aún hoy, los dos suelen vestir khadi, ropa tradicional cuyo uso también promocionó Gandhi en las primeras décadas del siglo XX, para así boicotear la industria textil británica como parte de su lucha no violenta por la independencia de la India.

En 1988, Search había medido la tasa de mortalidad infantil (TMI) en varios poblados de Gadchiroli y descubierto que era del 121 por 1.000. O lo que es lo mismo: 12 de cada 100 recién nacidos morían antes de cumplir un año. El 40% de los bebés morían por pulmonía y los Bang y su equipo habían realizado un estudio en el que demostraban cómo reducir en una gran parte este número de muertes, formando enfermeros comunitarios entre la población local para que supieran reconocer y tratar los síntomas de la pulmonía en recién nacidos. Habían publicado los resultados en 1990 en la prestigiosa revista médica The Lancet y, en parte debido a este estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) acabó adoptando este modelo para tratar de disminuir las muertes de bebés en los países en desarrollo. Sin embargo, y aunque los doctores Bang habían conseguido reducir las muertes por pulmonía, en 1990 la TMI en su zona era del 80 por 1.000, aún muy alta.

La victoria contra la pulmonía infantil no había sido la primera vez que los Bang conseguían influir en la agenda internacional sobre la salud. Ya un año antes, otra investigación liderada por Rani había tenido también un impacto global. La doctora Bang había realizado un estudio en el que encontró que el 92% de las mujeres en la zona tenían problemas ginecológicos, y que sólo el 8% había buscado alguna vez atención médica. No era sólo la ausencia de médicas sino que estos temas eran tabú en las comunidades locales. “Nos sorprendieron mucho [los resultados], para nosotros era increíble, y además encontramos que cerca del 48% de las chicas solteras ya habían mantenido relaciones sexuales, que era algo de lo que nadie hablaba en la India”, comenta hoy en inglés, en una sala para reuniones en Shodhgram. De sonrisa fácil, Rani Bang aparenta menos de sus 63 años, habla lentamente y en voz baja y transmite una cierta sensación de calma.

Parte del problema era que, en cuanto a la salud de la mujer, el foco estaba en la maternidad, en el embarazo. Médicos e investigadores se centraban en dos aspectos: en la supervivencia de las mujeres preñadas durante el parto y en dar información sobre planificación familiar a las que no lo estaban. El resto de la salud de la mujer era dejado de lado. “Y yo decía (en su estudio, publicado también en The Lancet en 1989) que no debería ser simplemente salud materna, debería ser salud de la mujer. No debería ser MCH (Salud de la Madre y del Niño, en sus siglas en inglés) sino WCH (Salud de la Mujer y del Niño)”, recuerda Rani, que lleva el pelo recogido, un sencillo vestido khadi y, como es común en la zona, luce un gran bindi en la frente,

Que sea uno u otro el concepto aceptado es más importante de lo que puede parecer. Es de acuerdo con estas definiciones que, en los círculos médicos y de diseño de políticas públicas, se decide en qué poner el énfasis y dónde invertir recursos. Además, organismos internacionales, como la OMS, y agencias y países donantes de fondos para la ayuda al desarrollo también ajustan su asistencia según este tipo de conceptos. La insistencia en la salud maternal de la mujer provocaba que otras cuestiones más allá del embarazo y el parto quedaran desatendidas.

Tras la publicación de su trabajo, Rani había sido invitada a participar en la asamblea anual de la OMS en Ginebra para hablar de este tema. Y unos años más tarde, en 1994, también en parte debido al estudio de la doctora Bang, la comunidad internacional reconoció la necesidad de ir más allá de la planificación familiar y abordar la salud de la mujer de un modo más amplio en la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo organizada por la ONU en El Cairo, en Egipto. Sin embargo, el camino para la realización de este cambio está siendo lento. El número de septiembre de 2013 del boletín de la OMS aún se titula Tema especial: la salud de la mujer más allá de la reproducción. Una nueva agenda.

En cualquier caso, y como había ocurrido con el estudio sobre la pulmonía, una pequeña investigación sobre una serie de poblados en el medio de la India había conseguido influir la agenda internacional sobre salud pública. Esto convenció a los Bang de que su fórmula, ofrecer servicios médicos localmente y realizar estudios científicos sobre la aplicación de estos programas, podía llegar a tener un impacto global.

Más allá de la pulmonía

En 1993, y aunque la intervención de Search había reducido el número de muertes infantiles por pulmonía, los recién nacidos seguían muriendo en grandes números en Gadchiroli. El doctor Bang recuerda un episodio que ocurrió en agosto de ese año, durante la época del monzón y las lluvias, que marcaría el futuro trabajo de su organización y, de nuevo, de la agenda global sobre salud.

Una noche, de vuelta en su casa tras haber trabajado en el hospital de Search en Shodhgram, dos mujeres, una de unos 20 años y su madre, llamaron a la puerta y entraron apresuradamente. Llevaban con ellas un bebé, el hijo de la más joven, que parecía muy enfermo. El doctor Bang lo puso en su cama y lo observó.

“Me dije: bajo peso al nacer, seriamente demacrado y malnutrido, deshidratado. El bebé respiraba con gran dificultad, cogí el estetoscopio y había un sonido burbujeante, así que me dije: pulmonía. Todo esto me llevó quizá un minuto. Y entonces el bebé dejó de respirar, y no había nada que yo pudiera hacer. Murió”, recuerda hoy con voz seria en una sala junto a su despacho en Shodhgram.

Abhay Bang cuenta que, tras el sentimiento de tristeza, se sintió molesto con las mujeres. Si hubiesen llegado unas horas antes quizá él podría haber salvado al bebé. Les preguntó y madre e hija venían de un poblado a sólo tres kilómetros de Shodhgram, pero la historia era más compleja.

“La madre era analfabeta, el marido era alcohólico, en su primer parto el bebé nació muerto; cuando se volvió a quedar embarazada no recibió cuidado antenatal, tuvo malaria durante el embarazo y tampoco recibió tratamiento”, empieza a enumerar Abhay, aunque la lista continúa.

“Según su sistema tradicional de creencias, la madre debía comer menos durante el embarazo para que el bebé fuera pequeño y el parto fuera fácil. Así que, además de que ya era pobre, había comido aun menos. El parto había tenido lugar en casa. También según la tradición, (la madre) no había dado de mamar al bebé durante los tres primeros días”.

Cuando la mujer ya intentó dar de mamar al recién nacido, sus pechos ya no daban leche. Entonces compró un poco de leche que mezcló con agua y usó una botella a la que puso una tetina de algodón para alimentar al bebé. Tanto el agua como la botella estaban sucias, lo que provocó diarrea al recién nacido, así que la mujer dejó de darle esa mezcla de agua y leche. “Entonces llevó el bebé a algún curandero local, que le cobró 200 rupias (unos 2,4 euros en precios actuales) e hizo algún tipo de brujería, aunque por supuesto no ocurrió nada. Quizá entonces el recién nacido cogió pulmonía, no podía respirar bien y fue cuando decidieron venir a nuestro hospital”, continúa narrando el doctor Bang.

Aunque el poblado de estas mujeres estaba a sólo tres kilómetros de Shodhgram, se encontraba al otro lado de un río que estaba crecido por las lluvias. Había un puente pero estaba medio derruido e inutilizable. Así que las dos mujeres esperaron todo el día sentadas en la orilla del río hasta que por la noche el agua bajó y fueron capaces de cruzar. En total, incluyendo la corrupción de las autoridades como origen del puente disfuncional, el doctor Bang dice que contó 18 causas que habían condenado a muerte a este bebé, algunas como la diarrea y la pulmonía pero también otras como el analfabetismo de la madre y el alcoholismo del padre.

“Pensé: ‘De acuerdo, he venido a Shodhgram, estoy muy cerca de los poblados tribales, pero a sólo tres kilómetros de aquí el bebé acaba demacrado, el bebé llega al borde de la muerte y ni siquiera pueden traerlo a mi hospital. ¿Qué estoy haciendo? Y, segundo, si un recién nacido muere por 18 causas distintas, ¿qué puedo hacer?, es una lucha demasiado desigual, no puedo salvar a estos bebés”.

El de este recién nacido que murió en la cama del doctor Bang fue un ejemplo extremo que reunía casi todos los diferentes motivos por los que tanto bebés seguían muriendo a los pocos días o semanas de nacer. Cuando el parto se producía en casa, como ocurría en la gran mayoría de los casos, la partera tradicional dejaba a la madre y al recién nacido recluidos solos en una habitación aislada en la casa hasta que los restos secos del cordón umbilical se desprendían del bebé, lo que solía ocurrir tras alrededor de una semana. Si la madre era primeriza, normalmente no sabía qué hacer con el recién nacido, que solía permanecer desnudo en el suelo de tierra y estiércol, ya que sobre estos temas apenas se hablaba en las familias de los poblados. Una de las pocas cosas que sí le decían era que no diera de mamar al bebé durante los primeros días, cuando se creía que la lecha materna era impura. La madre sólo alimentaba al bebé con agua endulzada con azúcar casero y ella tampoco comía ni bebía gran cosa, también para intentar no tener que hacer sus necesidades frecuentemente, ya que lo hacía en un agujero en una esquina en esta misma habitación. Cuando madre y recién nacido sobrevivían, aún debían permanecer en la casa durante las primeras seis semanas, no fuera a ser que vecinos envidiosos les echaran mal de ojo u otra maldición. Así que durante ese tiempo la familia era todavía reacia a buscar cuidado médico si, por ejemplo, creían que el bebé lloraba más de lo normal.

Estas prácticas incidían en que, en lugares como esta zona rural de la India, muchos recién nacidos siguieran muriendo de causas prevenibles y tratables. Y aunque las circunstancias varían de un lugar a otro, en muchas zonas rurales de los países en desarrollo la alta mortalidad infantil se debía a causas de este tipo. Ante esta situación, lo que la OMS recomendaba era llevar a los bebés al hospital o, si no había un centro sanitario accesible, que un médico tratara y siguiera a los recién nacidos en su casa. Pero, de nuevo, ¿qué hacer allá donde no sólo no había hospitales sino que tampoco había médicos? Lo remoto de muchos de estos poblados dificultaba el acceso a los servicios médicos de sus habitantes, quienes de todas formas confiaban más en sus propias tradiciones y en curanderos locales. Y lo que ocurría es que millones de bebés morían cada año en los países en desarrollo de causas conocidas y evitables. Los doctores Bang habían conseguido reducir el número de muertes de recién nacidos por pulmonía, e incluso habían conseguido que la OMS recomendara su modelo globalmente, pero la tasa de mortalidad infantil en Gadchiroli seguía siendo muy alta. ¿Qué hacer allá donde los bebés seguían muriendo incluso cuando esta pareja de médicos volvía de Estados Unidos, lo dejaba todo, se trasladaba a la zona y conseguía salvarlos de la pulmonía? Para padres y muchos expertos médicos, no parecía haber solución contra la mortalidad infantil en este tipo de situaciones. Porque, ¿cómo salvar a bebés a quienes, según Abhay Bang, hasta 18 causas diferentes empujaban a la muerte?

Ese es el segundo de una serie de seis capítulos titulada "¿Está la respuesta a la mortalidad infantil en un pequeño poblado de la India?". Cada martes publicaremos una nueva entrega.

Los gastos de realización de esta serie ha sido cubiertos por una subvención del European Journalism Centre financiada por la Bill and Melinda Gates Foundation. Los reportajes han sido realizado con completa libertad editorial.

El Rey pide a Hollande intensificar las conexiones energéticas

El presidente de la República Francesa, François Hollande, ha recibido esta mañana en el Palacio del Elíseo a don Felipe y doña Letizia, donde ambos estaban invitados a almorzar con la más importante representación de de la cúpula del Estado. Entre los comensales, los “dos insignes ciudadanos franceses nacidos en España”, como ha destacado el Rey, el primer ministro francés Manuel Valls y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Ante todos ellos, don Felipe ha destacado las extraordinarias relaciones bilaterales, pero también la necesidad de “intensificar las conexiones tanto de transporte como energéticas” a través de los Pirineos. Hollande optó por resaltar los avances ya logrados en este terreno, como la apertura de la línea de alta velocidad entre Perpiñán y Barcelona, la próxima puesta en marcha de una línea de alta tensión Baixas-Santa Llogaïa y la mejora de las inversiones francesas, que van a permitir triplicar las conexiones gasísticas con respecto a 2010, lo que, tras la crisis de Ucrania, "nos permite disponer de otras fuentes y garantizar el aprovisionamiento energético europeo”.

Para el presidente francés, que Valls e Hidalgo sean de origen español es un orgullo y un símbolo de la naturaleza de Francia, pero sobre todo de las relaciones bilaterales que unen a ambos países y que, según Hollande, se han reforzado en los últimos años. Europa y las relaciones comerciales entre ambos países han centrado el discurso del Rey. Francia y España son socios en la Unión Europea, donde suelen defender intereses similares y donde forman parte de grupos más estrechos de cooperación (seguridad y economía), y celebran cumbres bilaterales de manera regular que son, en realidad, consejos de ministros conjuntos. “España es un país indisociable del futuro de Europa”, ha proclamado Hollande.

La difícil coyuntura económica que ambos países atraviesan, con menciones especiales al azote del paro, ha estado presente en el almuerzo. “En un contexto de confianza en la plena superación de la crisis económica más profunda de las últimas décadas”, ha dicho el Rey ante la veintena de comensales reunidos en El Elíseo, “España y Francia comparten la responsabilidad de dar un nuevo impulso al proyecto europeo”. Hollande, por su parte, ha confiado en la recuperación económica y en la solidaridad y ha alertado contra la desconfianza hacia la UE acentuada por la crisis. "El sentimiento de alejamiento alimenta la tentación del repliegue y los regionalismos", ha añadido sin precisar más sobre el asunto.

Con esta visita, los Reyes dan por ultimada la gira de presentación, tras el acceso al trono de España, a los países vecinos: Portugal, Marruecos y Francia, si bien el primer viaje de los Reyes fue al Vaticano, una tradición que el nuevo monarca ha mantenido. Francia es el primer cliente comercial de España, con unos intercambios que ascienden a 66.000 millones de euros anuales. La balanza comercial es favorable a España con un excedente de casi 10.000 millones de euros y el Rey ha destacado las 5.000 iniciativas empresariales emprendidas conjuntamente.

François Hollande, inquieto en los últimos días por los brotes de violencia registrados en Francia entre propalestinos y proisraelíes, ha mencionado el conflicto en Oriente Próximo y la capacidad de intermediación que tienen ambos países. Tampoco ha quedado fuera la estrecha colaboración antiterrorista entre los dos gobiernos tanto en la lucha contra ETA como contra el terrorismo yihadista en el Magreb. “España apoya el liderazgo francés” en este terreno, ha dicho don Felipe.

Hacía siete años que un rey español no visitaba el Elíseo. En 2007, don Juan Carlos almorzó con el entonces presidente Nicolas Sarkozy en este mismo marco, el palacio del Elíseo, situado en pleno centro de París, detrás de los Campos Elíseos. Los diversos problemas de salud que ha sufrido don Juan Carlos en los últimos meses impidieron que Hollande pudiera visitarle en su último viaje a España, el pasado año. Hollande ha invitado a los Reyes a acudir a la gran exposición parisina sobre el pintor Velázquez que se organizará en París en la primavera próxima. Anne Hidalgo, que junto a Hollande y a Valls ha despedido a los Reyes a las puertas del Elíseo, ya tuvo la oportunidad de saludar a los Reyes en su reciente visita a Madrid, mientras que el primer ministro francés mantendrá mañana en la capital de España una reunión de trabajo con el presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

Los Reyes, que han llegado a París en un día que amenaza lluvia, han visitado, tras el almuerzo, la Asamblea Nacional, el Senado y el Hotel de Matignon, residencia del primer ministro Manuel Valls, antes de regresar de nuevo a España. El ambiente español, como bien ha señalado Hollande en el almuerzo, ha estado muy presente, por tanto, hasta el final de esta corta visita.

 

 

El gobernador de Yakarta gana las elecciones indonesias

El candidato de la reforma, Joko Widodo “Jokowi”, es el ganador oficial de las elecciones presidenciales celebradas el pasado día 9 de julio en Indonesia. Así lo proclamó hoy la Comisión Electoral Central, al anunciar los resultados más ajustados de los 16 años de etapa democrática en el país. Jokowi, hasta ahora gobernador de Yakarta, la capital, ha obtenido el 53% de los votos según el recuento oficial, frente al 47% de su rival, el general Prabowo Subianto. Acudieron a las urnas cerca de 130 millones de personas en el país musulmán más poblado del mundo, de 250 millones de habitantes.

Ante todos los indicios que apuntaban a su derrota, y en una medida de protesta, Prabowo había anunciado dos horas antes su retirada del proceso electoral, en una comparecencia televisada. Tras alegar un “fraude masivo y sistemático”, el general aseguró que “vamos a ejercer nuestros derechos constitucionales y rechazar estas elecciones presidenciales, que adolecen de fallos legales”. “Nos retiramos de estas elecciones”, agregó, antes de dar instrucciones a los interventores de su formación, el Partido del Movimiento para una Gran Indonesia (Gerindra), de que abandonaran.

Poco después, Prabowo aseguró, a través de su abogado, que no recurriría los resultados ante el Tribunal Constitucional, aunque tenía tres días para apelar ante la esta instancia, que hubiera debido dar a conocer su veredicto antes del 24 de agosto. Parecía improbable que, aunque el candidato derrotado recurriese, el Constitucional revirtiese el recuento de la Comisión Electoral, dada la clara diferencia en el porcentaje de votos. “Lo único que pasará es que el proceso se extenderá aún unas semanas más”, indicó el analista político Tobias Basuki, del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS) en Yakarta. El nuevo presidente, que reemplazará a Susilo Bambang Yudhoyono, quedará investido el 20 de octubre para un mandato de cinco años.

El Gobierno saliente había lanzado un llamamiento a la calma. El ministro de Coordinación Política, Legal y de Seguridad, Djoko Suyanto, afirmó que “cada acción que viole las leyes y las normas perjudica a nuestra democracia”. “Quiero enfatizar que pido a los partidarios de Pak Prabowo Subianto que mantengan la calma y respeten la ley”, señaló el ministro, citado por el periódico “The Jakarta Post”. Un día antes, el presidente saliente Yudhoyono había instado a Prabowo a admitir su derrota, con el argumento de que “admitirlo es noble”.

Las fuerzas de seguridad se hallaban en estado de alerta ante el final del recuento y más de 13.000 policías protegían la sede de la Comisión Electoral en Yakarta. Decenas de miles más se encontraban desplegados por todo el país en las horas previas al anuncio oficial para impedir cualquier brote de violencia. Hasta el momento no se ha informado de incidentes de consideración.

Ambos políticos habían declarado la victoria inmediatamente después de los comicios. Las encuestas a pie de urna ya daban en su mayoría vencedor a Jokowi, pero Prabowo, el candidato de la elite indonesia y antiguo jefe de las fuerzas especiales durante el régimen de Suharto, aseguró que contaba con sondeos que le daban el triunfo a él.

Un hombre de orígenes modestos y vendedor de muebles de profesión, Jokowi, de 53 años, es muy popular entre los más jóvenes en Indonesia. Sonriente y accesible, representa un “nuevo tipo de líder” en el país, según explica Basuki. Un líder “sin ningún tipo de vínculos con los círculos de la elite”, al que no se le conoce ningún escándalo ni se ha visto implicado en ningún caso de corrupción. Su carrera política se inició como alcalde de su ciudad natal, Solo, de medio millón de habitantes. Prácticamente desconocido hasta entonces, saltó a la fama hace dos años, cuando ganó las elecciones a gobernador de Yakarta.

Como presidente, Jokowi tendrá que hacer frente a importantes desafíos al frente de su país. Deberá relanzar la economía, que comienza a dar señales de agotamiento ante factores como la caída en los precios de las materias primas que Indonesia exporta, y tras una década de crecimiento alentado por el consumo interno de una incipiente clase media. No lo va a tener fácil. Su partido cuenta con el 37% de los escaños en la Cámara Baja y tendrá que buscar alianzas con otras formaciones para sacar adelante cualquier legislación. Sus críticos le acusan de falta de experiencia en política nacional e internacional. Y su programa electoral, aunque prometía crear empleo y acometer una necesaria reforma financiera, no ha aportado detalles demasiado claros acerca de cómo pretende lograrlo.

 

La Audiencia de Granada ordena la excarcelación del preso del 15-M

“Mucha gente me ha dicho dentro de la cárcel que conmigo se estaba cometiendo una injusticia”, declaró este martes el miembro del 15-M Carlos Cano unas horas después de salir de la prisión de Albolote, en Granada, donde ha permanecido una semana. La Audiencia de Granada ordenó este martes que Cano fuese puesto en libertad para esperar fuera de prisión el pronunciamiento del Ministerio de Justicia sobre el indulto que ha solicitado para su condena de tres años y un día por un delito contra los trabajadores cometido en un piquete durante la huelga general del 29 de marzo de 2012.

“Me gustaría pensar que me van a dar el indulto total, pero es una decisión que no está en mi mano”, dijo este martes Cano, cuyo caso ha contado con el apoyo del Parlamento andaluz. Su abogado, César Fernández, consideró que la resolución del tribunal, confirmada este martes por la oficina del Defensor del Pueblo andaluz, era una “magnífica” noticia. “La sentencia a la que se enfrenta es totalmente desproporcionada, incluso la Audiencia de Granada lo consideró así tras ratificar el veredicto”, recordó el abogado. También calificó la sentencia de desproporcionada la dueña del local en el que se cometieron los hechos y que interpuso la denuncia a los participantes en el piquete.

El magistrado Manuel Piñar, que dictó la sentencia, estimó que Carlos Cano, licenciado en Medicina, de 25 años, y Carmen Bajo, de 56, y que tiene prevista la entrada en la cárcel el 31 de julio, cometieron un delito contra los trabajadores por coacciones y por realizar una pintada en un bar de copas de Granada llamado La Champagneria durante el piquete. “Esa es la información que se lee en la sentencia y por la que se le ha condenado a tres años y un día de prisión y 2.880 euros de multa”, matizó Fernández.

Tras la resolución dictaminada este martes, el abogado plantea tres opciones de futuro para Cano. “Ahora queda por ver si el indulto será total, si le quitarán la pena de prisión y mantendrán la multa de 2.880 euros, o si se la rebajarán”, detalló Fernández, que aseguró que la fiscalía está a favor de dejarlo en libertad.

Mientras el Gobierno toma la decisión, los que ya han advertido que no van a dejar de luchar son los miembros del 15-M y de la plataforma Stop Represión, que bajo el lema Libertad para Carmen y Carlos han conseguido hacer visible este caso y recopilar más de 19.000 de firmas para que sean indultados. “Tengo muchísimo que agradecerles, han trabajado como nadie por este caso”, destacó Cano, que fue recibido tras salir de la cárcel por el líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores, Diego Cañamero, que justo este martes comenzó en la puerta de la cárcel de Albolote, junto a una veintena de sindicalistas, una huelga de hambre para que Carlos Cano fuese liberado. "Es un acto de justicia", declaró Cañamero tras la salida de Cano.

“Estamos contentos porque la espera del indulto no la pasará en prisión, pero todavía falta lo principal, que es que pueda estar en libertad y pueda recomponer su vida sin cargos”, declaró la madre de Cano, María Félix.

News supplied by
EL PAÍS: El periódico global en Español