News in Spanish

Mas sigue adelante con el 9-N, pese al recurso al Constitucional

Artur Mas ha anunciado esta tarde que el 9-N es imparable y que ignorará una posible y nueva suspensión del Tribunal Constitucional a propuesta del Gobierno central.   Apenas unas horas después de que el Consejo de Ministros aprobara la impugnación ante el Tribunal Constitucional, el presidente catalán ha comparecido ante la prensa para asegurar que la Generalitat completará los preparativos pendientes del “proceso de participación” y cargó con dureza contra el Gobierno del PP.

“Han cruzado la línea del ridículo y están actuando con un abuso de poder y de derecho”, ha dicho, para referirse al giro de 180 grados que ha dado el Gobierno ante la consulta del 9-N. “En 15 días han pasado de reirse, mofarse y ridiculizarnos, de la bronca y del escarnio público, a decir que van a recurrir”, ha apostillado.

Frente a ese escenario, el presidente catalán anunció que ha ordenado a los servicios jurídicos de la Generalitat que estudien si se pueden emprender acciones legales antes del 9-N en defensa de las competencias de la Generalitat en materia de participación ciudadana. Es esa potestad, ha añadido Mas, la que ampara “un proceso de participación al descubierto y no un referéndum encubierto, como dice el Gobierno”.

Mas ha rechazado de plano el argumentario del Gobierno. “No nos podemos sentir aludidos por un recurso sobre una cosa que no estamos haciendo”, ha asegurado, y ha insistido en que el 9-N es un “proceso de participación ciudadana”. Y como tal, admitió que si un ciudadano introduce en las urnas una propuesta sobre el futuro político de Cataluña distinta a la papeleta con la doble pregunta, “también deberá ser considerada”.

Del mismo modo, el presidente de la Generalitat ha considerado que el Gobierno actúa con “dosis de hipocresía”, cuando asegura que la consuta del 9-N carece de garantías democráticas, “porque son ellos los que intentan que no las tengan y después nos acusan de ello”. Y para ilustrar su argumento, dijo que es “como al que le rompen una pierna y después le dicen que va cojo”.

Mas no ha desvelado qué piensa hacer si el Constitucional suspende la cita del 9 de noviembre, más allá de proponer que se convoque el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, en el que están representadas tres mil entidades y los partidos soberanistas. En otro momento, el presidente catalán afirmó que “el Gobierno está desconcertado por el proceso catalán y pretenden desprestigiarlo”. De ahí que en dos semanas “hayan pasado de la ridiculización a la obstinación”. Mas apuntó las causas que explican ese cambio de rumbó: la recomposición de la unidad de los partidos soberanistas, la previsión de una participación “significativa” en la consulta y “el alboroto de los últimos días en Madrid”, en referencia a los numerosos cargos del PP que han sido detenidos por la Operación Púnica.

Mas ha obviado la implicación de los funcionarios e insistió en los más de 40.000 voluntarios que se han inscrito para participar en la consulta. De ellos, unos siete mil son funcionarios, con los que la Generalitat ha modificado sus intenciones y no les asignará responsabilidades en las mesas electorales ni en los locales. Todo el voluntariado recibió ayer las indicaciones con la función que finalmente realizará.

Mis vecinos están muertos

A primera vista, el cementerio de Navotas, a 11 kilómetros de Manila, se parece a cualquier otro: un lugar pacífico ideal para el descanso eterno. Nichos, tumbas, cruces, vírgenes, flores y recordatorios con mensajes cariñosos hacen inmortales a los que yacen en ese lugar. Pero al final del camino asfaltado, el ambiente cambia bruscamente y un charco de agua negruzca marca una frontera física. Cruzarlo significa entrar en el pueblo de los vivos y los muertos. El cementerio cobra vida con los pasos: niños correteando sobre las tumbas, carritos de helados, parrillas humeantes, mujeres limpiando la ropa, hombres lavándose sobre tumbas, el cacareo de los gallos y la música de karaoke confirman que hay mucha vida en este camposanto.

350 familias conviven con los muertos. Es algo tan habitual para ellos que aquí se pierde el misticismo de un lugar en principio reservado para los no vivos. La muerte, un tema a veces complejo de hablar con los más pequeños, y no tan pequeños, es una compañera con la que aquí se nace y no preocupa especialmente. No ocupa una parte lejana de la mente, no es un tema tabú o que uno evite pensar, sino que ya está ahí, delante de uno o durmiendo debajo.

La población de Filipinas se ha doblado en los últimos 25 años. Con una de las tasas de natalidad más elevadas de todo el continente asiático, se calcula que unos 95 millones de personas habitan el país. Benigno Aquino, presidente del país, reconoció que la superpoblación es un problema a la hora de hacer frente a la pobreza. Las propuestas del Gobierno para llevar a cabo programas de planificación familiar se han encontrado de frente con la Iglesia Católica. Una sentencia de la Corte Suprema pone fin a esta batalla después de 16 años. En marzo del 2014 se reconoció la constitucionalidad de la Ley sobre salud reproductiva, que regula el acceso a la información sobre métodos anticonceptivos y salud reproductiva para las personas adultas, y que había sido bloqueada el año anterior por el Tribunal Supremo del país.

Los primeros habitantes del cementerio llegaron en los años setenta. Procedían de las islas vecinas y zonas rurales. Eran vidas humildes que buscaban el sueño americano en versión filipina. Ricardi Alberca fue uno de los primeros en ocupar el recinto. Llegó de Mindanao buscando nuevas oportunidades y las tuvo: la familia Álvarez, con una posición económica buena, contrató a Alberca para cuidar la tumba de la familia. "Cuando llegué a Manila no tenía dinero y el hecho de trabajar en el cementerio me ofrecía la oportunidad de vivir aquí. Es una zona pública y eso supone no pagar alquiler. Llevo 30 años viviendo junto a mi familia aquí". Mientras cuida con esmero la tumba de los Álvarez, reflexiona y asegura sentirse satisfecho de su decisión. "En Mindanao no tenía nada; aquí tengo trabajo, casa, familia, y he conseguido que mis hijos vayan a la escuela".

Alberca también es enterrador. En la necrópolis tampoco hay sitio para todos. Cuando un nicho lleva ocupado cinco años, se desaloja la sepultura para un nuevo difunto. A golpe de cincel, el enterrador rompe la tapia frontal y lo vacía, mete los restos en una bolsa y la deposita en una esquina de cementerio. Mientras Alberca está inmerso en su trabajo, una docena de niños expectantes se reúne bajo la tumba con la ilusión de recuperar monedas u otros objetos personales valiosos con los que el difunto fue enterrado.

Navotas comparte bahía con Manila y es el principal puerto pesquero de Filipinas. El 60% de la población de esta ciudad vive de las actividades relacionadas con la pesca. La mayoría de los hombres del cementerio, también.

Agosto Tamber es uno de ellos. Cada mediodía después de la faena descansa en la terraza de su casa con vistas a la bahía. A lo lejos, bajo la nube de polución, se percibe un vaga silueta de los rascacielos de Gran Manila. Este hombre de complexión fuerte, sale todos los días a pescar: "Los días de buena faena puedo ganar unos 400 pesos (siete euros). Tengo varias barcas y dirijo a media docena de pescadores. Manila me ha dado la oportunidad de trabajar y tener mi propio negocio". Su casa está elevada sobre el agua en primera línea de playa, entre basura y nichos. Su mujer y los ocho hijos comparten un espacio minúsculo. Un tercio de la población en Manila vive en circunstancias similares a la de Tamber: ocupan trabajos remunerados, son operarios, profesores o carpinteros pero habitan las zonas más pobres y menos salubres de la ciudad. Estos suburbios, construidos en zonas de riesgo por inundación, son azotados cada año por los tifones.

El Gobierno dirige un programa de realojamiento para la gente de Navotas. Las ayudas llegan con cuentagotas y la solución no es muy efectiva. Este plan de realojamiento no estimula demasiado a las familias ya que mudarse implica alejarse de la capital y, tal vez, perder el trabajo. Muchas mujeres regentan negocios en espacios diminutos habilitados en sus casas; quien no tiene una tiendecita de verduras, tiene una peluquería o un pequeño puesto de comida.

Vilma Simil es un ejemplo de mujer emprendedora. Su marido emigró a Arabia Saudí y con el dinero que le ha mandado ha comprado seis ordenadores y una impresora. La sala de estar de su casa se ha convertido en el único servicio de estas características en esta sacramental. El negocio es concurrido por toda la chiquillería del barrio. Junto a seis ordenadores se apelotonan para dar vida a extraterrestres, boxeadores o super héroes por 12 pesos la hora. Bajo el sonido ensordecedor de los videojuegos, Vilma saca fotocopias para la escuela de primaria mientras organiza a sus tres hijas para que vayan a al escuela.

El cementerio se metamorfosea y si los mayores han construido aquí sus casas y negocios, los niños lo han convertido en zona de juego. Corretean sobre los nichos con mucha habilidad. Cada anochecer, decenas de cometas confeccionadas por ellos mismos sobrevuelan el cielo del cementerio. En otras ocasiones juegan un partido de baloncesto en la cancha construida entre nichos. Los niños también son felices aquí.

El cementerio de Navotas posee la esencia de un barrio cualquiera. Han formado una asamblea llamada Bagong Silang, compuesta por voluntarios que viven en él y en los bloques contiguos. Cada semana se reúnen con el fin de recoger las incidencias y necesidades del barrio para poder comunicárselo al ayuntamiento. Esta zona es delicada por temas de inseguridad, corrupción y tráfico de drogas. Para afrontarlo, un grupo especial de voluntarios se encarga de poner orden en el lugar. Susana Valencia es una de ellas. Cuando le toca el turno de vigilancia se pone su uniforme, una camiseta negra con letras blancas que dice peacekeeper (pacificador) y vigila la zona. En el barrio la respetan. Susana emigró desde Samar en 1973 y desde pequeña habitó con sus padres en el camposano. Más tarde, formó aquí su propia familia.

Asegura ser feliz en Navotas. Vive en una casucha hecha de piezas de madera y un techo de plástico y metal que afronta las fuertes lluvias. Su casa es una de las únicas que tiene plantas en la ventana. "Son plantas medicinales que uso para curar los catarros y las eczemas de la piel". Su nieto Rovy, de dos años, tiene esta afección en los brazos y en los pies. Es una dolencia que afecta a la mayoría de los niños, ya que la falta de higiene es la causa principal. Dos ventiladores remueven el aire, dando una sensación de frescor a la casa. El único mueble de la casa sirve para guardar el aparato de DVD, el micrófono y la gran televisión. Si el baloncesto es el deporte nacional filipino, el karaoke está a punto de alcanzarlo. Su hija Beverly aprovecha la luz de la ventana para arreglarse las uñas. Es presumida, y a sus 25 años ya tiene dos bebes, Rovy y Altea, de 11 meses. Acaba de separarse y ha vuelto a la casa de su madre. El marido de Susana es carpintero, trabaja en la ciudad de Manila de sol a sol para mantener a su familia.

Los funerales son funciones diarias. Grandes procesiones fúnebres, con bandas de música (cuando la familia se lo puede permitir), acompañan al recién fallecido por las callejuelas de la necrópolis. Los niños corretean y suben a los nichos para seguir de cerca la función sin molestar. Los mayores siguen con sus tareas, cada cual tiene su rol y nadie molesta a nadie. Todos están acostumbrados a esta situación.

“Ninguno se enfada cuando juega Bale”

Bale o Isco; Isco o Bale. Mientras el debate retumba en las cabezas de muchos de los aficionados del Real Madrid, que deshojan la margarita para saber cuál de los dos futbolistas ocupará un hueco en el once inicial visto el buen rendimiento del andaluz y la recuperación venidera del galés -aún no apto para el duelo de mañana contra el Granada (16.00, Canal+ Liga), pero ya inmerso en el trabajo de campo-, Carlo Ancelotti prefiere evitar toda discusión. "Muchas veces han jugado juntos y lo han hecho muy bien. Que juegue Bale no significa que no vaya a hacerlo Isco".

El preparador italiano compareció ante los medios y una vez más envió un mensaje integrador. "El que se lo merece, juega. Ninguno se enfada cuando juega Bale porque lo ha merecido el año pasado cuando fue uno de los más importantes de esta plantilla. Es uno de los mejores jugadores de esta plantilla y uno de los mejores del mundo”, dijo en referencia al británico, que arrastra una lesión en el músculo piramidal derecho del glúteo que le impedirá saltar al césped, al menos, hasta el duelo europeo de la próxima semana frente al Liverpool. “Pero lo más importante es que Isco está jugando bien. Tiene un periodo muy bueno y espero que siga hasta final de temporada", compensó después, para elogio del andaluz.

El mensaje de Ancelotti se trasladó también a los integrantes de la sala de máquinas. Con Modric y Kroos como líderes indiscutibles, el italiano quiso también involucrar en la causa a Khedira e Illarra, los dos teóricos relevos del croata y el alemán. "Ambos son importantes, serán utilizados a lo largo de la temporada. No puedo pensar que toda la temporada van a jugar Kroos y Modric. Tengo cuatro jugadores y la misma confianza en todos ellos. Son distintos, pero tengo total confianza en los cuatro. A lo largo del año jugarán todos”, dijo.

El técnico transalpino no podrá disponer en Los Cármenes de Bale y la participación de Pepe y Modric, con molestias después del compromiso copero ante el Cornellà, queda supeditada al entrenamiento de esta tarde. Ancelotti prevé allí un enfrentamiento "de mucha intensidad, muy complicado, porque los equipos de Caparrós luchan mucho y montan bien los contragolpes". En ese sentido, instó a sus jugadores a "ser cuidadosos e imponer su calidad" con el objetivo de prolongar la racha de victorias del equipo blanco. Si vence en Granada, el Madrid sumaría ya 11 consecutivas.

"¿Cuál es la clave del buen momento del equipo?", le preguntaron. “Creo que la actitud cuando no tenemos el balón, las ganas de recuperar el balón. Después es más fácil atacar. Creo que es, sobre todo una cuestión de actitud”, reiteró Carletto, partidario de "fijar objetivos a corto plazo, de no hacer cálculos" y que negó que sus hombres estén pensando ya en el Liverpool: "El partido del martes empezaremos a prepararlo después de este".

Preguntado sobre la entrega de los premios de la Liga de Fútbol Profesional, en la que fueron galardonados Cristiano, Keylor Navas, Modric y Sergio Ramos, el italiano respondió: "No me sorprende ningún premio que ganan los jugadores del Madrid. No me sorprende que Sergio Ramos sea el mejor defensor, que Modric sea el mejor centrocampista o que Cristiano gane premios porque es el mejor del mundo". No celebró ninguno Marcelo, ahora en un buen momento y elogiado por su entrenador: "Sé que puede jugar con continuidad, aunque no siempre lo ha hecho. Ahora lo está haciendo fantástico. Está ayudando al equipo a aportar otras soluciones en ataque. Está entrenando muy bien, focalizado”.

El banco UBS niega que Trias tenga cuentas en su entidad en Suiza

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha recibido este viernes un documento desde Suiza que esperaba con ansias desde el pasado 27 de octubre: la “certificación negativa” de la Union de Banques Suisses (UBS). El papel indica que Trias no tiene ni ha tenido ninguna cuenta en la entidad bancaria con sede en Ginebra, al contrario de lo que informó el diario El Mundo. Según el rotativo, el alcalde convergente mantuvo durante años una cuenta abierta en UBS hasta que, en febrero de 2013, la traspasó a Andorra con un saldo de 12,9 millones de euros.

En respuesta a una pregunta del grupo municipal de ICV, el alcalde ha anunciado el comunicado del banco suizo durante el Pleno municipal. Visiblemente emocionado Trias ha afirmado: "No tengo ninguna cuenta en Suiza, ni en Andorra, ni en ningún sitio que no sea en Cataluña. No tengo ni he tenido 13 millones de euros, ni 200.000 en mi cuenta corriente, la información que apareció en El Mundo el 27 de octubre es totalmente falsa".

El alcalde de Barcelona ha agradecido el apoyo recibido de algunos grupos muncipales y de los medios de comunicación que no han tratado la información, ha lamentado "la falta de abrigo" de otros, pero por encima de todo ha cargado contra el diario El Mundo, contra el que se ha querellado, y contra el ministerio del Interior. Trias ha tachado de "panfleto" la publicación y ha dicho que "es una vergüenza, una absoluta vergüenza; y que un ministro presione para que lo publiquen es el colmo de la vergüenza". Trias ha pedido "la dimisión del ministro de interior de nuestro país".

Trias negó desde el principio, y con vehemencia, ser titular de cuenta alguna oculta al fisco: “No he tenido nunca dinero en el extranjero. La información que publica El Mundo es totalmente falsa y me querellaré”, publicó en Twitter al conocerse la noticia. Y lo hizo. En la querella, además de acusar por injurias y calumnias a los periodistas del diario que firmaron la información, el abogado de Trias, Javier Melero, pidió al juzgado que cursara comisiones rogatorias dirigidas al UBS y a los seis bancos existentes en Andorra -la información no especificaba en cuál había depositado Trias el dinero- para que informaran sobre “si existe cualquier cuenta, depósito o producto financiero del tipo que sea” a nombre del alcalde.

La exigencia de explicaciones al alcalde no recomendaba, sin embargo, aguardar al resultado de una comisión rogatoria que suele prolongarse en el tiempo. Por ese motivo, Melero envió un requerimiento a Ginebra por supuesta vulneración del secreto bancario. La medida obligó a UBS a negar cualquier irregularidad explicando, precisamente, que no hay cuentas a nombre de Xavier Trias. Fuentes judiciales subrayan que las primeras cifras de la cuenta que, presuntamente, estaba a nombre de Trias -y que indican de qué entidad bancaria se trata- no se corresponden con las de UBS.

Además de pedir la imputación de los periodistas por un presunto delito de calumnias con publicidad, el abogado ha solicitado al juez que cite a declarar, como testigo, al director general de la policía, Ignacio Cosidó.

Luis Enrique: “No me ha costado reanimar al grupo”

El Barcelona se enfrenta mañana al Celta de Vigo (20.00, Canal+ Liga) con el objetivo de olvidar cuanto antes el revés sufrido el sábado pasado en el Bernabéu. “La derrota es siempre dolorosa”, confesó Luis Enrique; “afecta a los aficionados, al club, a los jugadores… a todos. Pero no hay temporadas sin derrotas. No se puede vivir en una montaña rusa. Claro que hay que mejorar cosas y al final del año, el campeón es el justo campeón si ha sabido pasar los momentos de debilidad”.

En ese sentido, el técnico asegura que la derrota ante el Madrid no ha pasado factura a sus futbolistas. “No me ha costado reanimar al grupo. Los jugadores han entrenador con la intensidad de siempre”, aseguró el preparador azulgrana. “Sabemos que vamos a pasar por momentos peores. Un año engloba muchas situaciones y es muy difícil que durante una temporada todo sean buenas sensaciones”, agregó.

Luis Enrique no cree que el Barcelona sea un club de excesos, si no que entiende que es una circunstancia inherente a los grandes equipos. “Es una situación general, no sólo del Barça. Pasa en los clubes grandes”, analizó el asturiano; “cuanto más se exagera para lo bueno y lo malo,más ruido hay. No sé cual es el interés. Pero para lo que estamos dentro no es todo tan blanco y negro. Hay grises. Está montado así y tenemos que esperar a lo bonito de cada competición, que es al final, y ver si el equipo merece o no ganar algo”. Y remató: “Somos críticos en todos los partidos. Siempre. Siempre autocríticos”.

El asturiano encara ahora a su exquipo, el Celta, que visita el Camp Nou de la mano de Eduardo Berizzo, el nuevo técnico celeste. “Sin ninguna duda preparar el partido de mañana es especial. Me ha resultado extraño, son jugadores que conozco”, aseguró Luis Enrique. “Es un equipo trabajado, atractivo y muy peligroso. No especula con el resultado, va a por el balón continuamente. El entrenador le ha dado un nuevo aire y me alegro mucho de que estén haciendo un inicio tan espectacular”, concluyó el técnico del Barcelona.

El Gobierno confirma que va a recurrir la nueva consulta del 9-N

El Consejo de Ministros ha decidido hoy impugnar la consulta independentista catalana del próximo 9 de noviembre. El Gobierno, que al principio parecía dispuesto a no recurrir el sucedáneo de consulta y calificó de "excelente noticia" que Mas hubiera retirado la otra, ha dado este paso después de recibir un informe del Consejo de Estado que asegura que la nueva propuesta para votar planteada por el Gobierno de Cataluña tiene los mismos vicios de inconstitucionalidad que la anterior, que ya fue suspendida por el Tribunal Constitucional. La consulta actualmente en marcha, según han señalado los miembros de la Comisión Permanente del Consejo de Estado, tiene mayor gravedad que la original "porque carece de garantías constitucionales".

El Gobierno ha optado así políticamente por la solución más dura posible ante la salida que había buscado Mas y que supuso una rupura con ERC. En los primeros días, Mariano Rajoy minimizó esta consulta alternativa y el Gobierno trasladó mensajes que hacían pensar que no recurriría. Pero después, coincidiendo con una semana durísima para el PP con los escándalos de las tarjetas opacas, la imputación de Ángel Acebes y la operación Púnica, el Ejecutivo dio un giro y ha decidido finalmente acudir al Constitucional. El Gobierno explica que está obligado a velar por los derechos de todos los catalanes y en especial de los funcionarios, colocados según el Ejecutivo ante la tesitura de incumplir la ley por la actitud de la Generalitat.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado la impugnación -que será registrada hoy mismo- durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. Y la ha justificado en la necesidad de "defender los derechos de los catalanes" que la Generalitat, a su juicio, "está perjudicando". "El derecho a la libertad, también la libertad de prensa, el derecho a la igualdad, el derecho de los funcionarios a tener la tranquilidad de que no van a violentar la ley...", ha enumerado Santamaría.

La nueva consulta, ha dicho la vicepresidenta, se ha convocado "sin ninguna base legal y sin ninguna de las garantías democráticas más básicas". Y todo lo que la caracteriza ha sido heredado de la consulta original: está convocada para la misma fecha que la consulta suspendida por el Constitucional, con la misma pregunta, las mismas papeletas y las mismas urnas, además de no tener ninguna administración electoral que la respalde y estar pilotada por "quienes defienden un resultado concreto", ha afirmado Sáenz de Santamaría.

"No hay decreto de convocatoria, pero sí innumerables actuaciones [para organizar la consulta]", ha dicho en referencia a la estrategia de la Generalitat, que aún no ha convocado formalmente la votación intentando precisamente sortear una nueva suspensión. El Gobierno pedirá por tanto al Constitucional que suspenda "cualquier actuación de preparación de la consulta, las que se han realizado y las que se pretendan realizar". La mera presentación de la impugnación del Ejecutivo, si el tribunal la admite a trámite, supone la suspensión automática de la consulta durante cinco meses, mientras se produce una sentencia sobre el fondo de la cuestión.

Funcionarios "a la intemperie"

La vicepresidenta ha subrayado que el argumento que da la Generalitat de que está organizando la consulta con voluntarios es "un tanto particular", porque a algunos funcionarios "se les han pedido obligaciones para ese día". Por ejemplo, a los directores de los colegios e institutos públicos donde se pretende instalar las urnas. "Ese voluntario asume una responsabilidad que el presidente de la Generalitat no asume", ha avisado Sáenz de Santamaría. "Ahí hay gente a la que están poniendo en la tesitura de tener que llevar a cabo actuaciones suspendidas por el Tribunal Constitucional y que según el Consejo de Estado son ilegales".

Uno de los motivos "fundamentales" de la impugnación, ha insistido, es "proteger a los funcionarios para que no se vean obligados a incumplir la ley y asumir personalmente la responsabilidad"; porque la Generalitat les está colocando, ha dicho, en una situación de "absoluta intemperie legal". "Hay que ser un poquito serios", ha asegurado.

Además, ha cuestionado la imparcialidad en la consulta de los miles de voluntarios que han respondido al llamamiento de la Generalitat, y ha deslizado, sin señalar expresamente al Gobierno catalán sino utilizando un ejemplo genérico sobre una consulta convocada de forma irregular, que los voluntarios, "como los llama ese partido, piensan como ese partido".

Cuando le han preguntado qué consecuencias puede haber para el presidente de la Generalitat, Artur Mas, si sigue adelante con la consulta aunque el Constitucional la vuelva a suspender, la vicepresidenta ha contestado: "Yo espero que el presidente de la Generalitat sea muy consciente de que, si en el primer referéndum incumplía la Consitución, en el segundo proceso está vulnerando derechos de los ciudadanos a los que gobierna. Eso es un paso más. Le pido que, al menos por respeto a los ciudadanos, cumpla las resoluciones del tribunal". Esto es, el Gobierno opta por la via más dura, la de la impugnación, pero decide no ir directamente contra Artur Mas, lo que supondría ya una guerra abierta entre los dos gobiernos.

"Decisión del conjunto del pueblo español"

Para decidir la impugnación, el Gobierno ha analizado el informe del Consejo de Estado. En él se recogen las declaraciones del presidente de la Generalitat, Artur Mas, admitiendo que la convocatoria del N-9 es para que los catalanes decidan en referéndum si quieren o no un Estado independiente. Se recuerda, a continuación, que la convocatoria de cualquier referéndum consultivo sobre "decisiones políticas de especial trascendencia" (y se entiende que la independencia de una parte de España lo es) es competencia del Rey, mediante propuesta del presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados. En ningún caso, por tanto, competencia de una comunidad autónoma. Por lo mismo, según el Consejo de Estado, la consulta del 9-N infringe el artículo 149.1.32a de la Constitución, que contempla la competencia del Estado para la autorización de consultas populares mediante referéndum.

En este informe, como en el anterior sobre la consulta original, el Consejo de Estado señala que, “en lo tocante a la unidad de la nación española, está reservada a la decisión del conjunto del pueblo español en el seno del procedimiento de reforma constitucional”.

Hyundai i10, el mejor coche urbano

Se aparcan a la primera, consumen poco y callejean con agilidad. Los coches urbanos son los modelos más prácticos para el uso diario por la ciudad, y también los automóviles más asequibles del mercado. Enfrentamos al Peugeot 108, el último en llegar y hermano clónico de los Citroën C1 y Toyota Aygo, con los Seat Mii, Hyundai i10 y Kia Picanto. El 108 destaca por su motor y prestaciones, y por sus opciones de personalización; el Mii aporta los consumos más reducidos y el Picanto el mejor precio y garantía. Pero la victoria es para el i10, sencillamente, porque es más coche que los demás: ofrece mayor tamaño, espacio y aplomo de marcha, y refuerza sus argumentos con una buena tarifa y la dotación de serie más completa.

Cuando el cine calentaba la Guerra Fría

Fue en 1947, recién finalizaba la segunda contienda mundial, cuando empezó a emplearse el término Guerra Fría para definir el período de tensión permanente en el que vivían las dos grandes potencias hegemónicas que habían quedado en el mundo tras el conflicto bélico, los Estados Unidos y la Unión Soviética. Según algunos, fue el asesor estadounidense Bernard Barach el primero que empleó ese famoso juego de palabras. Según otros, el autor de la frase fue el intelectual y periodista Walter Lippmann, que publicó ese mismo año, 1947, un libro con ese título.

Sea como fuere, la expresión tuvo un éxito inmediato porque reflejaba perfectamente la situación geopolítica. No había un enfrentamiento armado abierto y directo entre los dos bloques pero éste podía estallar en cualquier momento. Cualquier chispa podía encenderlo. Y uno de esos momentos críticos se vivió a finales de los años 50 y principios de los 60 en Berlín.

Como se recuerda al comienzo de la película Uno, dos tres de Billy Wilder, “el domingo 13 de agosto de 1961, sin aviso alguno, los comunistas de la Alemania oriental cerraban la frontera entre el este y el oeste de Berlín. Menciono esto solo para que vean con qué clase de gente tratábamos. Muy variable”. Comenzaba a alzarse un muro, tanto físico como simbólico, que iba a dividir durante tres décadas, no solamente una ciudad y un país, sino al mundo entero.

Y es en ese contexto donde Wilder sitúa la historia del jefe de la Coca-Cola en Berlín, un hombre vehemente que ve cómo la alocada hija de uno de los grandes ejecutivos de la compañía se casa con un joven comunista. Un rodaje que se vio afectado por los propios acontecimientos que reflejaba. Antes de que terminaran de filmar, empezó la división de Berlín y de la noche a la mañana los permisos de rodaje se cancelaron. El equipo se trasladó a Múnich donde tuvieron que construir un decorado de la mitad inferior de la Puerta de Brandemburgo.

A la sombra del muro de Berlín, se vivieron infinidad de dramas personales; gente huyendo desde el lado oriental al occidental, fugas que costaron centenares de vidas. Berlín se convirtió también en la capital mundial de los espías, agentes que buscaban, compraban o traficaban con la información de los dos lados. Historias que hemos visto recreadas innumerables veces tanto en la literatura como en el cine.

En Cortina rasgada, protagonizada por Paul Newman y Julie Andrews, Alfred Hitchcock contaba una típica historia de espionaje enmarcada en la Guerra Fría: la pugna que mantuvieron las dos potencias para robarse secretos científicos. Por el contrario ¡Que vienen los rusos!, de Norman Jewison, intentaba poner algunas gotas de humor en ese largo y dramático pulso.

El próximo 9 de noviembre, fecha en la que se cumple el 25 aniversario de la caída del muro de Berlín, TCM ofrece cuatro grandes películas que cuentan otras tantas etapas que ha vivido la capital alemana en la última mitad del siglo XX: Berlín Occidente y Uno, dos, tres, ambas de Billy Wilder; Cortina rasgada, de Alfred Hitchcock, y Good Bye, Lenin!, de Wolfgang Becker, con Daniel Brühl como protagonista. Cuatro títulos con los que los espectadores podrán recordar la historia de ese infame muro y esa época histórica, quizá nunca definitivamente cerrada, que conocimos como la Guerra Fría.

“Seriedad, compromiso y calidez son rasgos de Felipe VI”

Felipe VI ha cumplido sus cien primeros días como Rey. ¿Mucho tiempo? ¿Poco? En estas "Conversaciones" preguntamos a Cayetano López. Él era rector de la Universidad Autónoma de Madrid cuando el hoy monarca estudió derecho y cursó varias asignaturas de Económicas y Empresariales. "Era una persona muy joven a la que le faltaba contacto con personas de su edad. Y la universidad le vino muy bien", recuerda y menciona rasgos del carácter del alumno que se mantienen en el hoy jefe de Estado: "La seriedad, el compromiso y en el trato más cercano, la calidez".

Cayetano López  habla también sobre el debate monarquía-república, "aparece cuando las conductas particulares de ciertos miembros ligados a la institución han levantado suspicacias"; sobre la modernización de la Casa Real, "es una institución difícil de modernizar, pero puede cambiar la actitud hacia los ciudadanos y la transparencia"; y sobre el futuro de la Corona: "Sobrevivirá y creo que es posible remontar los baches en el aprecio por parte del público".

El Gobierno húngaro retira la tasa de Internet tras las protestas

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, se ha echado para atrás este viernes y ha retirado su proyecto de tasa de uso de Internet —de hasta un máximo de dos euros— que desató las mayores protestas en el país centroeuropeo durante esta semana, según la agencia France Presse (Afp). Tan solo durante el pasado martes, unos 20.000 ciudadanos se concentraron en la capital, Budapest, en una avalancha de protestas en la que los analistas ven el germen de una nueva oposición.

"La tasa de Internet no se puede aprobar con la situación actual", ha dicho el dirigente en una entrevista de radio citada por Afp. La propuesta de ley —también criticada por la Comisión Europea— estaba considerada como otro intento del Gobierno conservador para silenciar a los opositores y disidentes que han anunciado una manifestación de "celebración" para este viernes por la noche, según Afp. Orban, por su parte, ha declarado que la ley de impuestos debía ser modificada y que la medida se debía someter a una votación, previsiblemente en enero.

El proyecto de ley del Ejecutivo de Orban, que iba a ser votado en el Parlamento el 17 de noviembre, consistía en gravar con 50 céntimos de euro cada gigabyte de datos usado en Internet, hasta llegar a un máximo de 2,2 euros.

News supplied by
EL PAÍS: El periódico global en Español